Intereses III

Está permitido pedir prestado dólares u otra moneda y pagar en la misma moneda sin intereses, por lo que no hará falta la implementación del Heter Iska. Vale decir que aun en el caso que dicha moneda haya devaluado o aumentado su valor respecto a la moneda local, el pago de la deuda debe ser en la misma moneda y por el mismo importe. Esto estará permitido siempre y cuando las casas de cambio o Bancos vendan dólares o la moneda implicada, o que el deudor tenga por lo menos un dólar o un billete de esta moneda en su poder (por motivos que se desarrollan extensamente en el Shulján Aruj Ioreh Deah CVXII).

Esto mismo ocurre si lo que pedimos prestado es por ejemplo un kilo de azucar o un litro de leche y similares. Incluso si a la hora de devolverlos éstos cambian de valor deben ser devueltos segun lo pedido, por ser que en el mercado podemos conseguirlos.

En el caso de de que la moneda que pedimos prestada no se consiga en el mercado local y a su vez el deudor no cuenta en su poder con ningun billete de esta moneda, la única forma permitida de prestar en esta moneda será tazándola al valor de la moneda local en el momento del préstamo y devolver en la fecha pactada este mismo valor de la moneda local o equivalente en la moneda acordada de pago. En el caso de que no estén de acuerdo en esta condición de pago (al valor de la moneda local por ejemplo) y quiere que el préstamo sea devuelto exactamente en la misma moneda entonces la única forma será mediante el Heter Iska analizado en el número anterior.

por el Rab. Iosef  Feigelstock

Aún no hay comentarios

¡Sea usted el primero!

Complete el formulario siguiente para comentar.

Deje un comentario