Intereses II

La prohibición de cobrar intereses es tan grave que por ello está mencionada en la Torá varias veces. Aun así los Sabios (alrededor de 2000 años atrás) vieron la necesidad de encontrar una forma de permitirlo. ¿De que modo? Enseñando a la gente de no pedir un préstamo (ya que no hay forma de devolver con intereses), sino que el dinero que se pide es en realidad para una inversión y lo que en el futuro pagamos de más no son intereses sino son ganancias. Esta operación se debe realizar mediante un documento que se llama Heter Iska (permiso de emprendimiento comercial).

Las siguientes son las condiciones:
1) El Sr. “A” da al Sr. “B” una suma de dinero (por Ej. $100) para el emprendimiento de una sociedad en la que compartirán las ganancias o pérdidas por igual por un plazo preestablecido (por ej. 1 mes).
2) Ambos estipulan que de acuerdo a esta inversión y plazo las ganancias deberían ser de $110.
3) En la actividad deberían trabajar ambos. Por ser que en realidad lo hará solamente el Sr. “B”, entonces cobrará honorarios por ello (en este caso $4).
4) En el caso eventual que el Sr. “B” declare que no consiguió alcanzar los $110 preestablecidos. Deberá por acuerdo traer pruebas (como testimonios) o declarar con juramento de la Torá ante un tribunal rabínico y en público. A falta de pruebas o de no querer jurar, deberá entonces pagar al Sr. “A”
5) El Sr. “B” le pagará al concluir el plazo establecido la suma de $103 (capital y mitad de las ganancias) y estará libre de probar su situación y también de emitir el juramento.
6) Si las ganancias del Sr. “B” superaran los $110, estas le pertenecerán y no necesitará compartirlos con el Sr. “A”.
7) Se debe anotar la fecha y lugar del emprendimiento y por último las firmas de ambos.

Este tipo de transacción sirve solo si el dinero lo pedimos para efectuar con él un negocio, aunque disponga luego del dinero para sus necesidades particulares.

por el Rab. Iosef  Feigelstock

Aún no hay comentarios

¡Sea usted el primero!

Complete el formulario siguiente para comentar.

Deje un comentario