Fe en el Todopoderoso

¿Cómo debemos pensar en momentos de crisis, cuando nuestros ingresos no cubren nuestras necesidades?
En la bendición con la que comenzamos el “Bircat Hamazón” (agradecimiento al Todopoderoso por el pan que comimos) decimos: “En Su bondad provee de sustento a todo el mundo, con gracia, con bondad y misericordia. Él da comida a toda carne, pues Su bondad es eterna” Como judíos, debemos creer firmemente en el hecho de quién nos da nuestras necesidades es el Todopoderoso. En ocasiones nos encontramos ante diversas oportunidades que el Todopoderoso nos pone en el camino y por medio de estos canales envía nuestra necesidad.
Debemos actuar inteligentemente y no rechazar la ayuda que el Todopoderoso nos está mandando. Esto es lo que recitamos en la tercera bendición del Bircat Hamazón: “por favor Di-s no nos hagas depender de lo regalos de los humanos, ni de sus préstamos, sino tan sólo de Tu mano llena, abierta, sagrada y generosa para que nunca seamos avergonzados ni humillados”
El Bircat Hamazón concluye con el versículo (Irmiahu 17:07) “Bendito es el hombre que confía en Di-s y Di-s será su seguridad” este versículo le sucede al que dice “Así dijo Di-s, maldito el hombre que confía en el hombre y deposita su confianza en su fuerza y de Di-s desvía su corazón. Sea como un árbol en el desierto y no verá cuando legue el buen momento, estará en la sequía, en tierra salada y desértica. Bendito es el hombre que confía en Di-s y Di-s será su seguridad. Será como un árbol plantado junto al agua … no temerá en el tiempo de calor y serán sus hojas frescas, en años de sequía no se preocupará y no dejará de producir fruta”
A veces Hashem nos pone pruebas y obstáculos en nuestras vidas para ver hasta cuanto confiamos en El. No obstante finalmente la ayuda llegará. Aun así cada día le pedimos a Hashem en las bendiciones matutinas, que no nos ponga pruebas.

por el Rab. Iosef  Feigelstock

Aún no hay comentarios

¡Sea usted el primero!

Complete el formulario siguiente para comentar.

Deje un comentario