Nombre Hebreo

Dicen nuestros Sabios que en mérito de tres conductas que mantuvieron nuestros antepasados en Egipto fueron redimidos: 1) No cambiaron sus nombres hebreos por egipcios; 2) no cambiaron el idioma hebreo por el egipcio para hablar entre ellos y 3) no modificaron sus vestimentas a la de la usanza egipcia. Vemos de este hecho que el nombre judío tiene una gran importancia delante del Todopoderoso. Por este motivo no debemos privar a nuestros hijos de poseer un nombre judío.

El momento en que los padres ponen el nombre judío a sus hijos es: en los varones durante la ceremonia del Brit Milá –circuncisión y de las niñas, cuando su padre es llamado a la Torá en la primera oportunidad luego del nacimiento. Es importante aclarar que si por cualquier motivo un niño o una niña no recibieron sus nombres judíos en el momento oportuno, esto puede ser corregido en cualquier momento.

Podemos encontrar una lista bastante completa de los nombres judíos en: Guía de nombres en hebreo
El nombre judío es muy importante ya que ayuda a la unión del cuerpo con el alma. Por este motivo cuando alguna persona necesita una bendición para éxito o curación, pedimos en el rezo por el nombre de él y el de su mamá, por ejemplo: Itzjak hijo de Sara.

El poner un nombre judío en el momento correspondiente y no utilizarlo en la vida cotidiana, produce que sea borrado y el individuo pierde su nombre judío hasta que éste vuelva a ser usado habitualmente. Ya que de acuerdo a la ley judía el nombre de la persona es aquel con el que nos identificamos.

por el Rab. Iosef  Feigelstock

Aún no hay comentarios

¡Sea usted el primero!

Complete el formulario siguiente para comentar.

Deje un comentario