El inicio de la vida

La Torá nos guía y nos muestra el camino para llegar a formar una familia buena y sana.

Pretender pensar que la educación de nuestros hijos comienza una vez que nacen, es un gran error. Ya la Torá nos indica cuales deben ser los preparativos que el matrimonio debe tomar para llegar a la concepción con pureza y santidad.

¿Nunca nos preguntamos por que nuestros hijos, a pesar de provenir de los mismos padres y nacer bajo similares circunstancias, muestran rasgos de carácter totalmente distintos?

La Torá ya hace más de 3000 años que nos dio la respuesta, el secreto está en saber de que manera debe llegar el matrimonio al momento tan importante de la concepción.

El Talmud nos cuenta que en casos extremos, si la pareja, previo al sagrado momento de la concepción se odian pero no obstante se unen por placer, el hijo nacerá con tendencias agresivas y rebeldes, similarmente si estaban embriagados o comieron en exceso, traerá sus respectivas consecuencias.

Para evitarlo sólo debemos seguir con los preparativos indicados por la Torá: a) desde el comienzo debemos procurar que el casamiento sea efectuado como la ley lo indica; b) se deben respetar los días de separación según el ciclo de la mujer, tal como la Torá loindica; c) practicar el baño ritual luego de haberse contado los siete días; d)llegar al momento de la unión en un marco de armonía, amor y buenos  pensamientos y cumplir así con la Mitzvá Divina de hacernos socios de Di-s en la creación de la futura criatura.

por el Rab. Iosef  Feigelstock

Aún no hay comentarios

¡Sea usted el primero!

Complete el formulario siguiente para comentar.

Deje un comentario