Divorcio

Si bien el divorcio en la ley judía está permitido es importante mencionar que éste debe ser realizado conforme la Torá nos ordena. Por este motivo si una pareja sólo realizó el divorcio civil, debe saber que de acuerdo a la Torá aún siguen casados.

¿Cómo son las leyes del casamiento y divorcio según la Torá?

Está escrito (Deuteronomio 24:1) “Cuando tome un hombre a una mujer, y la poseyera (esta ceremonia la realiza el rabino debajo de la Jupa). Y si será que no encontró gracia a sus ojos, por haberle encontrado una infidelidad, le escribirá un documento de divorcio y lo entregará en su mano (éste es el divorcio religioso ‘Guet’ que se realiza en el rabinato)”

Por este motivo, hasta que no se realice el divorcio religioso ‘Guet’ en el rabinato ortodoxo, frente al Todopoderoso, todavía (legalmente) estarán casados.

Si bien acorde a las leyes del país, con el divorcio civil ambos están divorciados y se les permite ‘legalmente’ volver a casarse. No obstante sin el Guet la religión judía prohíbe a los dos casarse con otra pareja y de hacerlo de todos modos, estarían cometiendo infidelidad con su primera pareja, y de tener hijos con su actual pareja, equivaldría a tener hijos producto de la infidelidad, con todas las consecuencias al respecto.

Para practicar el Guet es necesario que ambos se presenten al rabinato y soliciten el divorcio. De encontrase ambos en diferentes lugares, cada uno podrá individualmente presentarse en el rabinato local y entre los dos rabinatos se realiza el divorcio religioso.

por el Rab. Iosef  Feigelstcok

Aún no hay comentarios

¡Sea usted el primero!

Complete el formulario siguiente para comentar.

Deje un comentario