1 Vez al año

Soy judío de una vez al año. Asisto al Templo para las Altas Fiestas, después de no haber aparecido por allí el año entero y entonces desaparezco hasta las próximas Altas Fiestas. ¿Las personas como usted piensan que soy un hipócrita por venir una vez por año al Templo?

Cómico, yo siento lo contrario. Me siento un poco intimidado por los judíos de una vez al año. Pienso que usted está más en contacto con su alma que yo.
Voy al shul- Templo- todos los días, observo el Shabat, guardo el kashrut, disfruto del rábano picante con mi gefilte fish (pescado relleno)- todas las cosas que el Judaísmo espera de mí. Pero eso es porque sé lo que ello significa. He sido privilegiado con aprender el significado de la práctica judía, el poder de la Torá, y he visto la transformación positiva que el Judaísmo real puede lograr en una persona. Ninguna sorpresa es que observo los preceptos – ¿quién no lo haría si supiera lo que es el Judaísmo?
Pero aquellos judíos de una vez al año que poseen una pequeña o quizás ninguna educación judía, no conocen el significado de las oraciones, no están seguros de si creen o no, y aun así vienen. ¿Por qué? ¿Qué están haciendo en el shul? ¿Qué los trae?
Hay sólo una explicación. Es su alma. Ellos tienen un alma judía, por eso es que vienen a la
Sinagoga. Por otro lado puedo tener otras razones para asistir al shul. Mi mente me dice que vaya, mis hábitos me obligan a que vaya, voy esta
semana porque fui la semana pasada. Pero para ellos- los judíos de una vez al año- no hay ninguna razón externa para asistir al shul. Esto viene de lo profundo; ¡su ser judío les dice que acudan!.
Las Altas Fiestas son el momento del año en que el ser judío sale del armario. Las almas judías hacen una fuerte y audaz declaración:
“¡Lo entienda o no, soy judío y mi lugar
está en la Sinagoga!“
Así que por favor, no se sienta incómodo viniendo al shul. Quizá se inspirará para convertirse en un judío de una vez al mes, o incluso una vez por semana. Pero aun cuando no sea así, con sólo venir usted nos recuerda el poder del alma judía.

Aún no hay comentarios

¡Sea usted el primero!

Complete el formulario siguiente para comentar.

Deje un comentario