¿Puede un alma judía habitar un cuerpo no judío?

PREGUNTA
A veces siento que soy un alma judía nacida en un cuerpo no-judío. Siempre he estado rodeado de amigos judíos y me encanta la religión judía, y después de años de estudio, por fin he cumplido mi sueño y me convertí al judaísmo. Mi familia carece absolutamente de raíces judías. Soy de ascendencia escandinava de ambos lados. ¿Puede ofrecerme alguna explicación de por qué me sentí atraído por el judaísmo de esta manera?

RESPUESTA:
Muchas personas de diferentes ámbitos de la vida han reportado sentir una fuerte afinidad hacia los judíos y el judaísmo. La mayoría de ellas se queda en eso.
Para los que toman la decisión de convertirse, sin embargo, su conexión con el judaísmo es más profunda que una apreciación simple por la cultura judía o el gusto por la comida kosher. Tiene sus raíces en el alma.

La Kabalá ofrece una explicación metafísica de por qué las personas no judías se sienten atraídas por el judaísmo hasta el punto que deciden unirse a la nación judía.

Cada vez que un marido y su mujer están juntos en la intimidad, nace un alma. A veces, esa alma se reduce a un cuerpo físico y nace como uno de sus hijos; Otras veces, el alma permanece en los cielos.
Abraham y Sara, la primera pareja judía, estuvieron casados por muchos años antes de que fueran bendecidos con un hijo, pero su unión generó muchos hijos espirituales. La Kabalá explica que las almas creadas por Abraham y Sara-y las almas creadas a partir de las uniones de otras parejas de tzadikim (justos)-se han distribuido entre las naciones del mundo, y son estas almas que se vuelven hacia el judaísmo y se convierten.

Es por esto que un converso se llama hijo o hija de Abraham y Sara. En cierto sentido, su alma deriva directamente de nuestro primer patriarca y primera matriarca. Cuando un no-judío siente una atracción hacia la fe judía y el deseo de pertenecer al pueblo judío, puede ser un alma judía latente que desea regresar a su comunidad de origen, un niño perdido de Abraham y Sara que anhela reunirse con su familia.

Mientras que muchas personas se sienten atraídas por el judaísmo y por respetar sus tradiciones, pocos eligen someterse a un largo proceso de conversión y comenzar a guardar las leyes de sintió un profundo llamado de unirse al pueblo judío e hizo el difícil viaje para hacer precisamente eso-debe haber sido que Abraham y Sara te llamaron a casa.

Por Aaron Moss

Aún no hay comentarios

¡Sea usted el primero!

Complete el formulario siguiente para comentar.

Deje un comentario