No ingerir sangre (“Ajilat Dam”)

El alma se inviste en la sangre, tanto en el hombre como en la bestia, y no corresponde que un alma coma a otra alma…

Es la advertencia con la cual se nos previno de no ingerir la sangre.
Es lo que el, exaltado sea, dijo’: Toda sangre no ingeriréis. El Precepto Negativo en este sentido ha sido repetido ya (en la Torá) en varias ocasiones. Explicó (El) que (quien la ingiere) es (castigado) con Caret cuando dijo: Todos los que la ingieren serán extirpados, silo hizo adrede; si fue sin premeditación — trae un (sacrificio) Jatat. Las leyes de este precepto han sido explicadas ya en el Capítulo Quinto (del Tratado Talmúdico) de Keritot.
(1> Levítico “Tzav” 7:26. (2) lbíd. “Ajaréi Mot” 17:14.
El alma se inviste en la sangre, tanto en el hombre como en la bestia, y no corresponde que un alma coma a otra alma. Que los animales tienen alma —si bien no intelectual, como el hombre, sino vivencial, se observa particularmente en su instinto de preservación—. Al ingerir el alma del animal, entonces, el hombre permite que se introduzcan en él las características burdas y groseras animalescas (Sefer Hajinuj, Mitzvá 248).
La devoción con la cual los judíos observaron este precepto se refleja no sólo en el habitual remojo, abundante salado, y enjuague de la carne antes de cocinarla, para extraer de ella todo resto de sangre, sino incluso en la revisación concienzuda de cada huevo al abrirlo, verificando que no tenga’ siquiera la más mínima mancha que pudiera parecerlo. Paradójicamente, las famosas “calumnias de sangre” que tantas vidas judías costaron en el curso de los siglos, populares entre los gentiles incluso a comienzos de nuestro propio siglo, estimuladas por sus propios clérigos, acusaban maliciosamente a nuestro pueblo de emplear sangre cristiana (o musulmana, daba lo mismo) en la elaboración de la matzá o el vino para Pesaj El célebre Góiem fue creado por Rabí Iehudá Loeb de Praga para luchar contra estos embustes.

Aún no hay comentarios

¡Sea usted el primero!

Complete el formulario siguiente para comentar.

Deje un comentario