Zalman Shazar y los Rebes de Jabad

Sobre las primeras actividades del ex presidente de Israel Zalman Shazar y su ayuda para salvar al Rebe anterior, Rabí Iosef Itzjak, de su duro arresto en la Rusia Soviética.

“Mientras el Rebe sufre en la cárcel y reclama sus Tefilin, y mientras el comité de rescate que fue elegido en Moscú, prepara los planes para liberarlo dudando si era necesario contactarse con los Iehudim del exterior, pues tal vez, esto podría dañar más que ayudar – se conoció sobre el arresto del Rebe en el ancho mundo Judío. Inmediatamente comenzó la actividad, a pesar de que muchos de los detalles eran desconocidos y no se podían contar. En el centro de la actividad secreta, que fundamentalmente era diplomática, se encontraba en Berlín, Capital de Alemania, Shneor Zalman Rubashov, un joven dirigente del Movimiento Sionista Socialista, que con el tiempo fue conocido como Zalman Shazar que fue Presidente del Estado de Israel. Él fue quien realizó los contactos para convencer a
presidentes, diplomáticos, escritores y gente destacada, para que eleven su voz para salvar al Rebe y liberarlo”.
“Cuando el Comité de Rescate en Moscú se enteró de que la G.P.U. en Leningrado emitió un veredicto de muerte, sin juicio previo, contra el Rebe, ya no tenía sentido mantener el secreto para ‘no hacer enojar al oso’ ( por eso habían limitado las acciones en el lugar). Ahora comenzaron a dirigirse las ramificaciones en pos del rescate hacia todas las direcciones, convocando a las comunidades del mundo y pidiendo la ayuda de los países influyentes. Shazar había logrado influir sobre el Dr. Oscar Cohen, representante del Bunstag (Parlamento) Germano, Socialista, que era cercano al partido Poalei Tzion. Los esfuerzos de Shazar, que contó con la ayuda del Rabino Ortodoxo de Berlín, Rav Ezriel Hildesheimer y del Dr. Leo Back, lograron que Oscar Cohen se dirigiera al Ministro del Relaciones Exteriores, Dr. Shtarsman, que junto con él y los arriba mencionados se entrevistaron con el vicepresidente alemán y le pidieron su ayuda. Este convocó al embajador Soviético Karastinsky, con quien mantenía una amistad y le pidió que intervenga… Él prometió que elevaría el tema al Ministerio de Relaciones Exteriores Soviético e influiría en la liberación del Rebe ” Así Shazar, aún antes de ser conocido, fue uno de los “elegidos” en traer al mundo el Jag Hagueulá (Fiesta de la Liberación), del Rebe anterior de Lubavitch, hecho resaltado unos cuarenta años después por su yerno, quien lo sucediera como Rebe de Lubavitch, en una carta a Shazar:
“El Jag Hagueulá de mi suegro el Rebe, el 12 y 13 de Tamuz, que en aquel entonces marcó el rumbo en la vida Judía de la Unión Soviética, y como se vio claramente a lo largo de los años que pasaron desde entonces, en adición al rumbo de su vida, pues la consecuencia de la liberación fue que se trasladó de aquel país, tomando el timón de la vida Judía en la Diáspora (9 de Tamuz de 5727-1967).

* * *

Recién luego de dos años, en 5689 (1929), cuando Shazar ya se encontraba en la Tierra de Israel y el Rebe Anterior llegó alli de visita, tuvo el mérito de encontrarse con él. Fue cuando el Rebe, que ya había salido de Rusia y se había instalado en Riga, Letonia, llegó para una corta visita a la Tierra de Israel.
La llegada del Rebe de Lubavitch provocó en Israel una gran emoción, no solo entre los Jasidim y observantes de las Mitzvot. El día que arribó, jueves 2 de Menajem Av de 5689 (1929), señala Rabí Iosef Itzjak en su diario personal: “Todas las cartas y diarios escriben palabras de Bendición incluso el Partido Laborista”.
Luego de algunos días, el lunes seis de Menajem Av, escribe sobre su visita a Afula: “Se reunieron los pioneros para observar. De la colonia vienen a saludar”.
Después de una semana, el martes 14 de M. Av, describe su estadía en Tel Aviv: “A las 10 vino el Sr. Rokeaj, en ejercicio de la intendencia y distintos funcionarios. El Sr. Rokeaj me bendice en nombre de la comunidad y alaba la labor que realizo en bien de nuestros hermanos de la Diáspora, y dice que en el momento de la detención en 1927 hubo un gran escándalo y una enérgica protesta en nombre de la Comunidad y describe la enorme alegría que reinó al enterarse de la liberación que tuve. Toda la gente de Tel Aviv agradece por el hecho de haber sido honrados con mi visita, dándole honor a quien sacrificó su vida por nuestro pueblo y su Torá… “
Esto sucedió, como antedicho, a las 10 hs., Y a esa hora por la noche escribe: “En el horario 10.00 – 10.50 dije un discurso Jasídico… reinaba un silencio total, había miles de personas, que se encontraban arriba, sobre el techo. Todos los que se estaban en la plaza escuchaban con mucha atención. Que Di-s ayude que las palabras dejen una mella positiva y verdadera”.
Entre los miles que se congregaron para escuchar al Rebe, se encontraba también Shazar, que después de unos años le contó al respecto, al Rebe actual, cuando estaba de visita en Brooklyn. Esto lo comprobamos en una carta que le escribió a él el Rebe (9 de Shvat 5724 – 1964):
Y Ud. que tuvo el mérito de conocer a mi suegro, el Rebe, en función de Rebe, ya sea en los aspectos materiales como en los espirituales, cuando mi suegro, el Rebe, visitó la Tierra Santa, y como lo tengo grabado en mi memoria, Ud. me contó, que, a la inversa, primero escuchó un Maamar (discurso) Jasídico de él. Y aunque Ud. comentó que lo entendió superficialmente, explicaron los Rebes de Jabad, que un Maamar llega hasta los cinco niveles del alma…
Transcurrieron algunos años, en 5730 – 1970, en uno de los Farbrenguens que llevó a cabo el Rebe en honor a “Jag Hagueulá, el Día de la Liberación de su suegro, se recuerda nuevamente sobre el cálido recibimiento que lo esperaba en Israel en todos los círculos sociales:
“Cuando el mundo conoció la noticia de la Liberación del 12 y 13 de Tamuz, provocó una gran alegría, no solo entre los Jasidim de Jabad sino en todos los ambientes”.
Hasta tal punto, que cuando mi suegro, el Rebe, visitó la Tierra de Israel en 5689 (1929), dos años después de la Liberación, incluso la gente de los ‘Kibutzim’ de izquierda (término equivocado, pero no es este el lugar para explicarlo), lo recibieron con alegría y entusiasmo”.
“También estos Iehudim, que se encontraban lejanos a una actitud de sacrificio en aras del estudio de la Torá y el cumplimiento de las Mitzvot, recibieron a mi suegro el Rebe con amor, honor y entusiasmo. Vieron a un hombre que entregó su vida, veló por sus hermanos y protegió la Torá y el orgullo de Israel; vieron a un hombre que representaba a todo el Pueblo de Israel, ellos incluidos”.
“Aquí comprobaron claramente lo que mi suegro El Rebe escribe en su conocida epístola: ‘No solo a mí me liberó Di-s el 12 de Tamuz, sino también a todos quienes aman a Su Santa Torá, observan la Mitzvá e incluso a aquél que solo se llama con el nombre de Israel”.
“Y podemos agregar, que ya que mi suegro el Rebe, solía acercar a cada Iehudí dondequiera se encuentre, por eso, recíprocamente, recibió el respeto y el cariño de todos los círculos sociales de los Iehudim”.
Sobre la última visita de Shazar al Rebe, el 12 de Tamuz de 5733 (1973), nos cuenta Mijael Shesher:
“Se dice sobre mí que yo soy el primer ciudadano del Estado, pero yo soy también el último, un Judío simple, que camina como un Jasid, que visita a su Rebe”, así me comentó Shazar cuando retornó de su visita al Rebe de Lubavitch en Brooklyn, muy tarde por la noche. Acompañé al tercer presidente del Estado como cónsul israelí en Nueva York y las visitas al Rebe –tres durante mis servicios- fueron siempre una experiencia enorme, no solo para el Jasid de Jabad Shneor Zalman Robashov Z”L, sino también para un ‘Mitnagued’ como yo.
“Shazar visitó los Estados Unidos en tres oportunidades en sus últimos años. Dos como presidente que fue a representar al Estado en asuntos de gobierno (los sepelios de los presidentes Truman y Jhonson), y una vez, cuando ya no era presidente, volviendo de un viaje desde México. Mas para Shazar, de cualquiera de las dos formas, era una vivencia extraordinaria encontrarse con el Rebe, que lo nutría de fuerzas espirituales y físicas.

Aún no hay comentarios

¡Sea usted el primero!

Complete el formulario siguiente para comentar.

Deje un comentario