1,2,3 Tania

Lo esotérico y lo exotérico, la Cabalá y el Talmud, están plenamente amalgamados, tal como lo físico y lo metafísico…

1) ¿POR QUÉ SE LLAMA TANIA?

Tania, en virtud de la palabra inicial del libro, citando una fuente de la Baraita. La cita del pasaje del Talmud que habla del místico descenso del alma y su destino, provee al autor de un punto de partida, basado en el Talmud, desde el cual desarrollar su sistema.

2) ¿A QUIÉN ESTÁ DIRIGIDA LA OBRA?

El autor ha logrado en grado sumo su intento de diseñar al Tania de manera que cubriera los requerimientos más amplios posibles, tanto los de la mente analítica e investigadora, como también la de los menos eruditos. Los primeros hallan en él inagotable profundidad, y se han escrito sobre él varios comentarios. También los menos eruditos, cada cual de acuerdo a su capacidad intelectual, hallan en él estimulante instrucción en diversos niveles. Esta cualidad, junto a la autoridad de que goza, justifica el amplio reconocimiento que ha tenido el Tania desde el momento de su aparición hasta el presente día.
El Tania fue escrito, como lo indica el autor en su Prefacio, para el “hombre en búsqueda” y el “perplejo”.
Rabí Shneur Zalman conocía íntimamente a sus “perplejos”. Llegaban a él en gran número y lo inundaban con preguntas escritas. La mayoría de ellos, se componía de gente simple y sin grandes conocimientos. Pero también había muchos jóvenes estudiantes del Talmud, y hombres de inclinación filosófica que procuraban un nuevo modelo de vida y nuevos canales para sus anhelos espirituales e intelectuales.

3) ¿HAY ALGUNA RELACIÓN ENTRE EL TANIA Y LA GUIA DE LOS PERPLEJOS DEL MAIMÓNIDES?

De hecho, ambos presentan algunos sorprendentes puntos en común. Cada uno de los autores asentó primero su reputación como Talmudista y Codificador antes de publicar una obra filosófica; ambos han escrito Códigos Judíos de Leyes, todavía autoritarios y populares. Cada uno de ellos creó una nueva y perdurable escuela de pensamiento en la filosofía judía, y uno, igual que el otro, se abocó a la escritura de una obra que apuntaba a ayudar a quienes precisaban instrucción en sus creencias religiosas. No obstante, ambos provocaron una tajante oposición desde las filas directivas de parte del judaísmo ortodoxo; ambos fueron malentendidos y sus tratados filosóficos prohibidos.
Pero el paralelo llega sólo hasta aquí. Los dos autores estaban separados en el tiempo por unas seis centurias, distanciados también geográficamente y con respecto a todo el entorno cultural en que florecieron. Maimónides es el filósofo judío racional por excelencia; Rabí Shneur Zalman es básicamente un místico. Los “perplejos” para quienes escribieron eran dos tipos de personas totalmente diferentes. Maimónides escribió para el hombre cuya confusión derivaba del hecho de que deseaba preservar sus creencias tradicionales pero se veía azorado ante la aparente contradicción entre la tradición y la filosofía. El objetivo de la Guía era, por ende, reconciliar a ambas. Rabí Shneur Zalman no afrontó semejante problema. La filosofía y las ciencias a duras penas tenían lugar entre las masas de la judería de la Europa Oriental de ese momento. El Movimiento Haskalá aún no había hecho serias incursiones en las mentes de las masas. Rabí Shneur Zalman se dirigía a aquellos cuyas creencias no se han visto perturbadas por la duda, sino que simplemente buscan la senda correcta a Di-s.

4) ¿QUÉ ES ESENCIALMENTE EL TANIA?

El Tania es esencialmente una obra acerca de la ética religiosa judía. El autor está principalmente interesado en las fuerzas del bien y del mal en la naturaleza humana y el mundo circundante, y su objetivo, como se señalara antes, es allanar una nueva senda al bien sumo.

Aún no hay comentarios

¡Sea usted el primero!

Complete el formulario siguiente para comentar.

Deje un comentario