Moisés y Aarón

En Kabalá, cada sefirá es identificada con un alma arquetípica. Las dos sefirot compañeras hod y netzaj son identificadas con las almas de los sagrados hermanos Moisés y Aarón, de los que está dicho: “Mira, qué bueno y placentero es que los hermanos moren juntos”. El origen de estas dos almas es en daat (el poder de estar “juntos”), de tal manera el secreto del triángulo superior del maguén David es de hecho el “nacimiento” de las almas de Moisés y Aarón desde su origen común.

Al actuar juntos, los dos hermanos merecieron ser los emisarios de Di-s para sacar a los judíos de Egipto. En los próximos capítulos veremos que todas las enfermedades se asocian con el estado de exilio espiritual en general y con el exilio de Egipto en particular. La liberación de Egipto es la liberación de la enfermedad. Luego de la separación del Mar Rojo, que constituye la culminación del éxodo, y la canción de agradecimiento que Moisés y el pueblo judío cantó a Di-s, Este prometió:
Todas las enfermedades que he puesto en Egipto, No pondré sobre ti, Porque Yo soy Di-s tu curador.

Luego del éxodo, Moisés se convirtió en el conductor Divino a través de quien Di-s entregó la Torá al pueblo de Israel, y Aarón fue el sumo sacerdote de Israel, representando el epítome de nuestro servicio a Di-s.
Moisés y Aarón son los dos curadores de Israel, el primero a través del poder de la Torá y Aarón con el de la bendición sacerdotal. Conectándonos a la Torá y dedicando nuestras vidas al servicio a Di-s, atraemos el poder de curación Divino a nuestras almas.

Aún no hay comentarios

¡Sea usted el primero!

Complete el formulario siguiente para comentar.

Deje un comentario