Manténgase sano coma frutas

Hace años se decía: “Una manzana por día mantiene al médico lejos”. Más recientemente la Asociación de Lucha Contra el Cáncer recomendó comer por lo menos 4 o 5 porciones de fruta diarias. De acuerdo al reporte de la Carta de Nutrición y Salud, la “fruta es naturalmente dulce y deliciosa – normalmente nos provee de vitaminas A y C, ácido fólico, y otras vitaminas y minerales. También provee de fibras que aparentemente reducen el riesgo de cáncer, problemas cardíacos y derrames cerebrales” Convengamos que la fruta es una opción sana. En general, la fruta posee dos características: es naturalmente dulce y contiene semillas.

El judaísmo se refiere a las Mitzvot (preceptos) como “frutas”. Entendemos de ello que las Mitzvot son sanas, libres de aditivos, limpias de ego. El hecho de que las frutas contienen semillas significa que son capaces de reproducirse. De una semilla crecerá un árbol que dará frutos y nuevamente se repetirá el proceso, eternamente. Las Mitzvot deben contener semillas. Nuestras buenas acciones deben producir otras Mitzvot -deben inspirar en nosotros y en otros el deseo y la habilidad de crecer en nuestra vida judía. Más aún, las Mitzvot son eternas. Y, al igual que los árboles frutales, nos conectan no sólo con el futuro sino con el pasado. No es en vano que la primer Mitzvá sea “Sed fructíferos y multiplicaos” es decir, traer a otro judío al mundo, física o espiritualmente, que luego se convertirá en un productor de Mitzvot, infinitamente. Finalmente, las Mitzvot- así como las frutas – son dulces y satisfacen nuestro anhelo por las más deliciosas cosas de la vida: amor y bondad, una relación con Di-s, sentimiento comunitario, trascendencia de nuestra vida mundana, sabiduría. En el Jardín del Edén todos los árboles daban frutos. El Midrash nos enseña que cuando venga el Mashíaj, y toda la creación retorne a su estado de perfección, todos los árboles volverán a dar frutos sanos, dulces y con semillas. No existe un Instituto o Asociación que nos ponga límites o nos recomiende una cantidad limitada las Mitzvot a observar. ¡Seguramente, si nos proponemos cumplir cada día más Mitzvot, tendremos pronto el mérito de experimentar la perfección del mundo con la llegada del Mashíaj ya!

Adaptado del ww.L’Chaim.org

Aún no hay comentarios

¡Sea usted el primero!

Complete el formulario siguiente para comentar.

Deje un comentario