Las Diez Sefirot Dentro de la Boca

Basándose en el principio de ínter-inclusión, la Kabalá ve en cada uno de los miembros del cuerpo un reflejo y una manifestación del cuerpo entero con cada uno de sus miembros. (A esto se infiere claramente el fenómeno biológico descubierto hace pocas décadas de que los genes de cada célula contienen la codificación para todo el cuerpo).
Vamos a analizar ahora, según este principio, algunos de los miembros primarios del cuerpo comenzando por la boca.

El paladar corresponde en la boca a la sefirá de jojmá, sabiduría. Así como el ojo interno de la sabiduría experimenta constantemente destellos nuevos de ideas y comprensiones, también las papilas gustativas del paladar experimentan nuevos sabores de la verdad, en el plano espiritual íntimo. Leemos en los Salmos: “Prueba y ve que Di-s es bueno”. La propia palabra jojmá se lee en Kabalá como jeij-má, “el paladar (o sea que paladea) de lo sublime”.

Así como el paladar es la prolongación hacia abajo o el reflejo del cerebro y en general está identificado con jojmá (en las palabras del Zohar, “jojmá es el cerebro”), la garganta se considera la prolongación o reflejo del corazón, que generalmente identificado con biná (“biná es el corazón”). Por lo tanto, la garganta se considera la biná de la boca. En Kabalá se habla de la unión del paladar y la garganta como un reflejo de la unión celestial en la boca entre jojmá y biná (denominados “padre” y “madre”).
La lengua, que corresponde en la boca al eje central del árbol de la vida, tiene tres “centros de energía” correspondientes a las tres sefirot ubicadas en ese eje central: daat, tiferet y iesod.

El punto donde la lengua se conecta con la garganta es el punto de daat, el poder de conectar que se halla en la boca. Aquí se asienta el poder del “lenguaje” o “lengua” (utilizado en este doble sentido tanto en hebreo como en castellano y otros idiomas). En ella recae la belleza de la auto expresión, la elocuente amalgama de un vocabulario rico (tiferet significa “belleza”).

La punta de la lengua corresponde a la sefirá de iesod, el pacto sagrado en la boca. Está dicho de este centro de energía oral: “el pacto de la lengua corresponde al pacto de la carne” [es decir el órgano reproductivo]“.
Allí en su punta, la lengua toca, por así decirlo, la cavidad vacía de la boca. Esta cavidad es por cierto la esencia de la boca, porque esta corresponde en general a la sefirá de maljut –el recipiente vacío que recibe la luz de las sefirot superiores– entonces, en un análisis detallado, la cavidad es a su vez su propio nivel particular de maljut, el verdadero final del eje central de las sefirot. El contacto entre la punta de la lengua y la cavidad bucal es análogo a la unión sexual entre masculino y femenino, iesod y maljut.

Las mandíbulas superior e inferior con sus correspondientes hileras de dientes corresponden a las sefirot de jesed y guevurá. Masticar la comida es como procesar una idea para hacerla digerible; este proceso depende de los dos poderes emotivos primarios del alma. Amor, jesed, motiva el deseo del alma de “incorporar” las chispas presentes en la realidad exterior. Poder, guevurá, representa la real molienda de los dientes rompiendo la comida en partes digeribles, como está dicho: “maljut [la boca, en nuestro contexto] está hecho [es decir, capaz de ejecutar su función de comer] a partir de [el estado de] guevurá”.

Al igual que las mandíbulas y los dientes, los labios corresponden en la boca a las sefirot de netzaj y hod. Estos “guardan” la entrada a la boca de lo exterior (estas dos sefirot son descriptas en Kabalá como que están “fuera del cuerpo”. Además, los labios sirven para transmitir una expresión del alma más profunda que las palabras, el beso, donde se asocian la punta de la lengua para formar el triplete netzaj-hod-iesod. Así como “lengua” significa “lenguaje”, “labio” (safá) también tiene el mismo significado en hebreo, aludiendo al lenguaje del beso.
Así hemos completado el análisis de la ínter inclusión de las diez sefirot dentro de la boca.

sefirá parte de la boca
jojmá paladar
biná garganta
daat punto de contacto entre la lengua y la garganta
jesed mandíbula superior y sus dientes
guevurá mandíbula inferior y sus dientes
tiferet cuerpo de la lengua
netzaj labio superior
hod labio inferior
iesod la punta de la lengua
maljut cavidad de la boca

Aún no hay comentarios

¡Sea usted el primero!

Complete el formulario siguiente para comentar.

Deje un comentario