Cambio de Nombre y Plegaria por un Enfermo

¿Es apropiado cambiar el nombre si una persona está gravemente enferma o en peligro espiritual? ¿Podrá volver a tener alguna vez el nombre anterior? ¿Cuál es la razón de que el nombre del enfermo es deletreado en la plegaria a través del Salmo 119?

Si una persona está enferma se debe agregar un nombre al que tiene. El nombre original se transforma en el segundo, pero no debe ser cambiado completamente. El nombre agregado al principio del nuevo nombre de una persona enferma debe reflejar salud y positivismo. Se debe usar nombres como Jaim, Refael, Jaia, el nombre de un tzadik, etc. Una vez que se agrega, la persona debe ser llamada por ese nombre “hasta los 120 años”.

En el capítulo 119 de los salmos cada letra del alef-bet tiene ocho versos diferentes. Cada uno de ellos se refieren al apego del alma a la Torá, su estudio y el cumplimiento de sus mitzvot. Sabemos que toda alma judía tiene su origen en la Torá. Al deletrear el nombre de una persona con este salmo se eleva la raíz espiritual de su alma como está presente en la Torá primordial. Al elevar el origen del alma en la Torá de esta manera, se trae vida desde el origen del alma de la persona como está presente en la Torá.

Los ocho versos en cada letra de este capítulo tienen una significación especial, porque ocho es el nivel de lo supranatural. Sabemos que siete es la consumación de la naturaleza, mientras que ocho es supranatural. Esto significa también que la raíz del alma está a un nivel supranatural, que puede curar y rectificar cualquier defecto que ocurra a nivel de la naturaleza.

Aún no hay comentarios

¡Sea usted el primero!

Complete el formulario siguiente para comentar.

Deje un comentario