Las Aletas y Escamas del que estudia Torá

“Esto deberás comer de lo que hay en el agua, todo lo que tenga aletas y escamas…esos debes comer” (Levítico 11:9)

El Talmud (Nida 51b) dice que un pez que tiene escamas también tiene aletas y no hay necesidad de examinarlos. Sin embargo, hay peces que solo tienen aletas y no son aptos.

Cuál es la lección que se puede aprender de los peces Kasher y no Kasher?

Los peces en su hábitat, el agua, son análogos a los sabios que estudian Torá. Eso es obvio según lo que esta relatado en el Talmud en conexión al decreto Romano que estaba en contra de que se estudiase Torá.
Cuando Pappas Ben Iehuda vio a Rabi Akiva convocando asambleas públicas para estudiar Torá, le preguntó: “Akiva, ¿no tienes miedo del régimen?” Rabi Akiva le respondió con una parábola: “Cierta vez, un lobo se encontraba caminando por la orilla de un río y vio peces corriendo de un lado a otro como si estuvieran huyendo de algo. Cuando el zorro preguntó de qué estaban huyendo, ellos le dijeron: “De las redes que las personas ponen para pescarnos”. El zorro les dijo: “Vengan a la tierra seca y vivamos juntos, así como nuestros ancestros solían hacerlo”. Los peces le respondieron: “Eres un tonto. Si en nuestro hábitat en donde nuestra vida se mantiene tenemos miedo, mucho más lo tendríamos si abandonamos nuestro lugar de supervivencia”

“De la misma forma”, Rabi Akiva dijo, “si ahora cuando estudiamos Torá, que es nuestra fuente de supervivencia, nuestra vida está amenazada, mucho más lo estaría si nos abstenemos de estudiarla”

Las escamas sirven como protección para el pez, y a través de las aletas nadan de un lugar a otro.
Cuando uno estudia Torá, se espera de él que pueda crear pensamientos innovadores y explicaciones. También es imperativo que uno que estudia Torá, tenga temor a Di-s.

El Talmud compara el estudio de la Torá y el temor a Di-s al trigo que se almacena con un conservante que consiste en tierra con un alto contenido de sal.
Así como el grano se echa a perder sin el conservante, de la misma manera uno que estudia Torá sin temor a Di-s, rápidamente se la olvidará, y su estudio de Torá será como una medicina venenosa para el.

Las aletas representan el poder de llegar a nuevos niveles, a través de contribuciones innovadoras a la Torá, y las escamas representan el ingrediente esencial del temor a Di-s, el cual conserva el estudio y se convierte en la fuente de “la medicina que agrega vida”.

Por consiguiente, si uno posee la cualidad de “escamas”, está en el buen camino con sus estudios de Torá y eventualmente mejorará su Torá con sus “aletas”, pensamiento innovadores que serán compatibles con la verdad de la Torá.
Dicho individuo es considerado puro y limpio. Pero uno que estudia Torá y no tiene “escamas”, que es el temor a Di-s, no está limpio y no es apto. Sus estudios de Torá-innovaciones-son contrarias al deseo de Di-s, y no es meritorio de la fuente espiritual de vida que la Torá da a aquellos que la estudian.

By Moshe Bogomilsky

Aún no hay comentarios

¡Sea usted el primero!

Complete el formulario siguiente para comentar.

Deje un comentario