Un Brit en los tiempos Romanos

Hace muchos años, cuando el Imperio Romano llegó a la Tierra de Israel, los decretos contra los Judíos abundaron. Una tal decreto prohibió la circuncisión de los varones judíos. El castigo era severo para aquellos que desobedecieran. Rabi Shimon ben Gamliel era el Nasi (el “príncipe”) en este momento. Era conocido y respetado por Judíos y no Judíos, incluyendo al Emperador.

Cuando su esposa tuvo un hijo, su deseo de obedecer el mandamiento de Di-s era mayor que el miedo al castigo. En secreto, realizaron la circuncisión.

En poco tiempo, el gobierno se enteró y le ordenaron a Rabí Shimon vaya ante el gobernador de su ciudad. “¿Qué tienes que decir en tu defensa?” preguntó el gobernador enojado.

“He obedecido al Rey de los Reyes, que nos ha ordenado circuncidar a nuestros hijos en el octavo día después del nacimiento”, respondió Rabi Shimon con confianza.

“Los envío a la Corte Imperial. Porque si otros Judíos ven que tiene circuncidado a su hijo y no son castigados severamente, entonces van a hacer lo mismo”, gritó el gobernador.

Rabí Shimón y su esposa emprendieron el largo viaje a la Corte Imperial. Se detenían a menudo a lo largo del camino, y fueron muy bien recibidos en los hogares de los Judíos y no Judíos por igual, ya que era respetado por todos. En una casa, la esposa de Rabí Shimón y los anfitriones no judíos, pronto se dieron cuenta de que los dos habían dado a luz el mismo día. La anfitriona inmediatamente ofreció intercambiar su hijo Antonino, por el bebé de Rabí Shimón, Yehuda. Rabí Shimón y su esposa aceptaron con agradecimiento el ofrecimiento.

Con renovada esperanza, continuaron hasta el palacio. Cuando llegaron, fueron llevados a la corte del emperador que, al oír los cargos, ordenó que examinaran al bebé.

Para asombro de todos, no había ninguna señal de circuncisión. “Es un milagro”, susurró la gente de la corte. Luego los bebés fueron nuevamente intercambiados sin que nadie se enterara.

Aún no hay comentarios

¡Sea usted el primero!

Complete el formulario siguiente para comentar.

Deje un comentario