El significado de la lucha entre laakov y Eisav

¿Por qué envió Hashem el ángel de Eisav para luchar contra laakov?
La batalla entre laakov y Eisav era una señal de la lucha que se estaba librando en el Cielo al mismo tiempo.
El ángel de Eisav afirmó ante Hashem: “¡Eisav tiene mayores zejuiot (méritos) que laakov! Eisav honraba a su padre más que nadie lo hiciera jamás. Además, Eisav tuvo el mérito especial de vivir en Eretz Israel en tanto que laakov vivía en la casa de Lavan fuera de Eretz Israel’. Y el ángel concluyó su argumento del siguiente modo: “¡Por consiguiente, Eisav y sus hijos merecen gobernar sobre laakov y sus hijos!”.
El ángel de laakov argüyó en cambio: “laakov es un tzadik y Eisav no lo es. ¡De modo, pues, que laakov y sus descendientes merecen gobernar sobre Eisav y sus descendientes!”.
Cuando el ángel de Eisav luchó contra laakov en la Tierra, ello demostró que al mismo tiempo se libraba una batalla en el Cielo; ¿quién gobernaría sobre quién?
El ángel de Eisav perdió la batalla en el Cielo; en consecuencia perdió también la batalla en la Tierra. Hashem anunció: “Aunque los descendientes de Eisav sean a veces más fuertes que los de laakov, finalmente, en tiempos del Mashíaj, serán vencidos por laakov”.

laakov y Eisav se encuentran
Por la mañana laakov vio a Eisav aproximarse con su ejército. laakov caminó hasta el frente mismo de su campamento. Dijo: “¡Si el malvado Eisav desea atacar, que él me presente batalla primero!”.
laakov se inclinó siete veces ante Eisav. Cuando Eisav vio esto, corrió hasta laakov y lo abrazó y lo besó.

Midrash explica: El beso de Eisav
¿Qué pasó por la mente de Eisav al besar a laakov?

Nuestros Sabios tienen distintas opiniones sobre ello: Rabí Shimón ben Elazar explicó: “Cuando Eisav vio a laakov inclinándose humildemente ante él, se apiadó de su hermano. Lo besó con todo su corazón y toda su alma.
Rabí Ianai lo explicó de otro modo: En la Tora la palabra y lo besó lleva pequeños puntitos sobre cada letra. ¡La Tora nos sugiere que en realidad Eisav se proponía morder a laakov!
Pensó que laakov no estaría en guardia por cuanto esperaría un beso de su hermano. Eisav planeó rápidamente clavar su diente en el cuello de laakov y morder a su hermano tan profundamente que así moriría.
¿Por qué planeó Eisav asesinar a su hermano mordiéndolo? Quería evitar una batalla, pues vio que laakov tenía un gran número de hombres que lo respaldaba. Además, los generales lo abandonaron al ver el rostro santo de laakov. Por consiguiente, Eisau prefirió asesinar a laakov engañándolo con un truco. Mas Hashem hizo un milagro por laakov. ¡El cuello de laakov se puso duro como el mármol! Y los dientes de Eisav tropezaron con grandes dificultades.

laakov y Eisav hacen las paces
Eisav vio las esposas y los hijos de laakov. “¿Quiénes son estas personas”?, preguntó.
“Estos son los hijos que Hashem me dio”, respondió laakov.
“¿Y qué eran esos rebaños de animales que vi antes?”, quiso saber Eisav.
“Eran un regalo para ti”, replicó laakov.
Eisav protestó: “No necesito de tu regalo. Tengo suficiente dinero y bienes”.
“Te ruego que lo aceptes de todos modos”, laakov le pidió.
Finalmente, Eisav estuvo de acuerdo y lo aceptó.
Posteriormente, Eisav sugirió: “¡Viajaremos juntos!”.
laakov pensó: “Es mejor no viajar en compañía de un rashá (malvado)”.
laakov le respondió, pues, a Eisav: “Tengo niños pequeños y animales jóvenes. Por eso debo viajar muy lentamente. Déjame ir a mi propio ritmo y nos encontraremos nuevamente después”.
Eisav estuvo de acuerdo y se separaron en paz.

Extraído de “El pequeño midrash dice” de editorial Bnei Sholem

Aún no hay comentarios

¡Sea usted el primero!

Complete el formulario siguiente para comentar.

Deje un comentario