El Libro de los Números

El libro de Bamidbar (“en el Desierto”), recibe su nombre por el primer versículo “Y Di-s habló con Moisés en el Desierto de Sinaí…” También es conocido como el libro de los Números, porque comienza y termina con el censo detallado de Israel.

Síntesis de lo que habla el libro:
Como señal de Su amor, Di-s le dice a Moisés que contara las doce tribus de Israel, con la asistencia de un representante de cada tribu. El total de hombres Israelitas guerreros (excluyendo a los Levitas) era de 603.550. Luego Di-s le dice a Moisés que los Levitas debían acampar alrededor del Tabernáculo, rodeados por el resto de Israel. El campamento de Israel es organizado en cuatro grupos, cada uno por cada lado del Tabernáculo.
Luego son contados los Levitas, y la cantidad era a penas menos que al de todos los primogénitos varones, quienes fueron remplazados por sacerdotes debido al pecado del Becerro de Oro.

Se nos son introducidas las leyes de Sota, y el Nazir, como así también la bendición del sacerdote.
Luego de que el Tabernáculo haya sido completado, aprendemos más sobre cómo el Tabernáculo era armado y desarmado. También aprendemos a cómo Israel viajaría a través del desierto siguiendo el Arca.

A esto le sigue una larga serie de eventos:
El Pueblo se quejó del Maná, deseando comer carne. Di-s les respondió enviándoles pájaros para comer, pero luego los castigo por su ingratitud.
Miriam y Aaron critican a Moisés por haberse separado de su esposa. Miriam es castigada con Tzaarat

Envían espías a la tierra de Israel. Ellos vuelven diciendo que la tierra estaba habitada por gigantes. El pueblo se asusta y se revela. Di-s les responde informándoles de que pasarían los próximos 40 años en el desierto.
Un hombre deshonra el Shabat y es castigado lapidándolo.

Koraj, Datan y Abiram, encabezan un motín en contra de Moisés y Aaron.

Se nos habla sobre la vaca roja, la cual sus cenizas eran mezcladas con agua y salpicadas sobre la persona impura.

Miriam fallece, y el milagroso manantial de Miriam desaparece. No hay agua para tomar, así que Di-s le dice a Moisés de que le hablará a una piedra, la cual traería agua. En lugar de eso, Moisés la golpea. Como resultado, Di-s le dice que el y Aaron no vivirán para entrar a la Tierra Santa. Aaron fallece y es enterrado en Har Haar.

A pesar de las victoriosas batallas contra Amalek, los Amoraitas y Bashan, los Israelitas se vuelven a quejar y Di-s les envía serpientes venenosas como castigo.

Balak, rey de Moab, contrata a Bilam para que maldiga al Pueblo de Israel. Incluso luego de que Di-s lo desanima, Bilam trae sacrificios y se prepara para maldecir al Pueblo. Sin embargo, cada vez que habría su boca, bendiciones salían de ella.

Aún no hay comentarios

¡Sea usted el primero!

Complete el formulario siguiente para comentar.

Deje un comentario