Arca dulce Arca

Un aspecto notable, pero a menudo pasado por alto de la historia del diluvio es las condiciones de vida dentro del arca, y los “extraños compañeros de cama”. Durante todo un año, este buque relativamente pequeño, hospedaba al menos dos ejemplares de cada ser vivo. Esto significa que los animales en su hábitat natural son depredadores, vivían en cuartos reducidos con sus presas naturales, pero ninguna criatura fue dañada. La cooperación y la armonía entre todos los habitantes del arca fue la clave para su supervivencia.

Nuestros Sabios explican que el Arca fue invadida por un espíritu mesiánico que produjo una atmósfera armoniosa milagrosamente. “El lobo vivirá con el cordero… y un león, como los bueyes, comerá paja” (Isaías 11:6-7). El “nuevo orden mundial” Mesiánico que se describe en los libros de los profetas se realizó temporalmente en los confines de la pequeña Arca.

¿Qué lección podemos obtener de la aureola mesiánica que estaba impregnada en el Arca durante los oscuros días de la inundación?

Si bien las lluvias torrenciales del diluvio terminó hace más de 4000 años atrás, en un sentido espiritual/emocional, muchos, si no todos, nos despertarnos cada día para enfrentar una “inundación” de preocupaciones, apuros y responsabilidades. Estas metáforas amenazan con ahogarnos, financieramente, emocionalmente, y quizás lo más importante, espiritualmente.

Muchos piensan que si ellos flotan en el agua lo suficiente, el cielo se iluminará y la tormenta pasará. Pensamiento optimista…En cambio, la Torá nos ofrece la mejor solución: ¡“Entren al Arca”!

Todos tenemos la capacidad de transformar nuestras propias casas en pequeñas Arcas, microcosmos mesiánicos, en donde podemos escapar de la tormenta junto con nuestra familia. ¿Cómo? La era mesiánica se caracteriza por ser una época en la que “todos los placeres físicos serán abundantes, y valorados como el polvo de la tierra”, porque “el conocimiento de Di-s será la búsqueda de todo el mundo.” Al ajustar nuestra perspectiva y adoptar una “mentalidad mesiánica,” un estado de ánimo que da prioridad a la Torá, las Mitzvot, la oración y la búsqueda de la espiritualidad, creamos un semblante de este “futuro mundo” en nuestras vidas hoy en día. Cuando nuestras prioridades están en orden, todas las tormentas del mundo no nos podrán perturbar, y la tranquilidad interior prevalecerá.

Esta trasformación se expresa prácticamente haciendo cada vez otra Mitzvá, estudiando más Torá, y recitando las oraciones con concentración.

Por: Naftali Silberberg

Aún no hay comentarios

¡Sea usted el primero!

Complete el formulario siguiente para comentar.

Deje un comentario