¿Qué hay detrás de un apellido?

El apellido judío mas largo es Katzenellenbogen. Comenzó con Meir ben Isaac quién nació aproximadamente en el año 1480 y falleció en 1565. Reconocido entre los estudiosos del Talmud como el Gran Rabino de la República de Venecia, éste deriva su apellido por la localidad de Katzenelnbogen, lugar de nacimiento en la provincia prusiana de Hesse-Nassau.

La etimología popular asocia Katzenellenbogen con las dos palabras alemanas que significan literalmente: “el codo del gato”. Pero el nombre tiene poca relación con los gatos, y menos aún con los codos. Se trata de un antiguo nombre geográfico, Cat-timelibochi, de una parte de Hesse, que combina varias tribus germánicas antiguas que se asentaron allí. El nombre de una de estas tribus, el “Chatti”, se reconoce en el primer elemento del nombre.
Katzenellenbogen es una antigua y amplia familia, de las cuales varias partes de ella se encuentran en Italia, Polonia, Alemania, Alsacia y América. Algunas de las variantes del apellido original son Ellbogen, Ellenbogen, Bogen, Katzenelson, Katzin y Ellen. Hasta incluso hay una versión traducida al hebreo, “Katzin”,que significa “Jefe Elin Bogen”
Una leyenda notable se asocia con la vida de Saúl Katzenellenbogen, nieto de Meir. Se dice que Saúl habría sido elegido rey de Polonia por un día en 1586. A pesar que la historia no tiene base histórica, ésta capturó la imaginación de los judíos en la Edad Media y se fue transmitiendo de generación en generación, con todo tipo de variaciones. Aunque nunca haya sido elegido como rey de Polonia, Saúl fue una persona real, y el mito le llevó a ser conocido como Saúl Wahl (Wahl en alemán,y el yiddish, significa “elección” o “elecciones”, un recordatorio de la leyenda) , que muchos de sus descendientes adoptaron como su apellido. Sin embargo, en Polonia, donde vivió y murió Saúl, el nombre alemán, Wahl, fue entendido como la palabra polaca WOL, que significa “buey”. Por esto, varios de la familia transformaron su nombre a Ochs, Bys y Schorr, los cuales todos significan “buey” o “toro” en los idiomas Alemán, Polaco y Hebreo respectivamente.
O tomemos como ejemplo el nombre Atlas. Hay varios posibles orígenes de este nombre. Podría ser un derivado de la palabra Atlas, que significa “raso” en alemán. La primera persona que asumió por primera vez este nombre, pudo haber sido un fabricante o comerciante de raso. Pero el nombre podría ser también un matronímico, es decir, alguien que haya descendido de una mujer llamada Edel (o Adel, o Ethel, que significa “noble”). El nombre era Edel y se convirtió en Atlas. No era raro que los judíos rindieran homenaje a una matriarca a través de la elección de un nombre de la familia en su honor. A menudo, la esposa o nuera solían ser el sostén de la familia, mientras que el esposo o yerno continuaban estudiando en la Yeshivá.
Finalmente, el nombre Atlas podría ser un acróstico de Akadosh Baruch Hu tov leyisrael selah, “en verdad, Di-s es bueno para Israel” (Salmos 73:1). El portador de este nombre seleccionó este versículo para alabar al Todopoderoso, y como una plegaria de esperanza para el futuro.
A veces se utiliza el mismo nombre entre judíos y no judíos, pero su significado puede ser completamente diferente. Por ejemplo: Kessler como un nombre de familia no judía se refiere a un calderero. Pero para los judíos, este nombre no deriva de una profesión, sino del nombre hebreo de un antepasado llamado Yekutiel (Yekusiel), cuyo apodo era Kessel. Kessler significa “un descendiente de Kessel.”
Schatz en alemán significa “tesoro” y Schatzmann significa “tesorero”. Para una familia judía este nombre es sinónimo de Sheliaj Tzibur (el líder de las oraciones en la sinagoga), un nombre que generalmente es asumido por el Jazán.
Los ejemplos anteriores han sido seleccionados para ilustrar que hay mucho más detrás de un apellido judío que su simple apariencia. Algunos nombres de familia judía, por supuesto, son bastante fáciles de rastrear. Por ejemplo, un nombre que se encuentra entre los Judios sefardím, Moshiaj (el Mesías), originalmente significó un seguidor entusiasta de Shebbatai Tzvi, el falso mesías que casi logró imponerse en Israel en el siglo XVII. Del mismo modo, Cohen y Levy son transcripciones directas de las palabras hebreas que dejan claro que el es un hombre de linaje sacerdotal o levítico.
En general, los apellidos varían debido a sus diferentes idiomas, procedencias etc. Es más común cambiar y retocar los apellidos que los nombres personales y es por esto que varios nombres han perdido su origen.
Incluso cuando un nombre se conserva en su forma original, podemos tener problemas, como con los que se derivan de abreviaturas, cuyo significado era claro, pero ahora ya no pueden ser descifrados con certeza….

Por: Bentzion Kaganof

Aún no hay comentarios

¡Sea usted el primero!

Complete el formulario siguiente para comentar.

Deje un comentario