Consejos sobre jardinería

Samuel Taylor Coleridge, el gran poeta inglés del período Romántico, conversaba una vez con un hombre que no creía que se debía dar a los niños ningún tipo de educación ni instrucción religiosa.

Su teoría consistía en que la mente del niño no tenga prejuicios hacia ninguna dirección, y cuando llegue a sus años de discernimiento elija sus opiniones religiosas por si mismo.
Colerdige no dijo nada, pero después de un rato le preguntó a su visita si quería conocer su jardín. El hombre aceptó , y Coleridge lo condujo hacia el jardín , donde solo crecían malezas. El hombre lo miró con sorpresa y dijo: “Esto no es un jardín! Hay solo malezas aquí! ”
“Verás” contestó el escritor, ” no quise atentar contra la libertad de este jardín en ningún sentido. Le estaba dando la posibilidad de expresarse y elegir su propia producción …”
Mucha gente hoy en día tiene la misma actitud que la visita de Coleridge con respecto a la educación judía de sus hijos. El resultado son los cientos de miles de niños judíos alrededor del mundo con una mínima o ninguna educación judía.
Hoy ,más que nunca, tenemos la posibilidad de darle a nuestros hijos una sólida formación en su herencia judía, como ellos merecen. Las escuelas hebreas y las ieshivot (academias de estudio judaico), operan acorde a la guía de la Torá,. Se pueden encontrar excelentes escuelas judías en prácticamente cualquier ciudad del mundo. Casi todas poseen departamentos de estudios seculares que se pueden comparar e inclusive superar a cualquier escuela privada . Graduados de estas escuelas o ieshivot se pueden encontrar en Harvard ,Yale , UBA , Oxford, etc . Las escuelas judías producen rosas, no malezas.
Nosotros, los padres de la presente y futura generación, necesitamos convertirnos en jardineros, plantando firmemente nuestras mas preciadas jóvenes flores en la tierra de educación judía , y les aseguramos que van a crecer para ser ejemplares premiados en el futuro.

Aún no hay comentarios

¡Sea usted el primero!

Complete el formulario siguiente para comentar.

Deje un comentario