¡Soy víctima de calumnias!

Pregunta:
Soy víctima de calumnias. Una mujer en mi oficina ha estado diciendo cosas malas de mi. Pensé que era mi amiga y me sorprende que haya hablado así de mi. ¿El judaísmo no prohíbe este tipo de cosas?

Respuesta:
Siento escuchar sobre tu difícil situación. Como has escrito, hablar mal de otros esta prohibido por la Torá, y se le llama “Lashon Hará” (maledicencia) y puede causar terribles daños a quien habla, a aquellos que lo escuchan y a la persona de la cual está hablando.
Creo que con lo que voy a escribir a continuación hay grandes chances de que puedas estar más feliz.

Cuando luchas con la oscuridad hay dos opciones: puedes barrerla con una escoba hacia afuera o puedes encender una vela, y así la oscuridad desaparecerá. Cuando se trata de la oscuridad espiritual que el Lashon Hará genera, el mejor remedio son la empatía y respeto.

Puedes administrar ambos remedios simplemente tratando de juzgar a la persona favorablemente y asumir que hay un malentendido.

Luego haz algo sorprendente: acércate como un amigo y háblale en el momento correcto con un tono positivo. Si Di-s quiere podrás pronto terminar con esto y traerás más luz al mundo.

Quien sabe, quizás hasta te harás un nuevo amigo.

Por: Rojel Chein

Aún no hay comentarios

¡Sea usted el primero!

Complete el formulario siguiente para comentar.

Deje un comentario