Recitado del Shemá

A partir de la comprensión de Di-s como regente del mundo, el judío debe recitar el Shemá a la mañana y a la noche…

Debe decir la primera oración: “Shema Israel, Hashem Elokeinu Hashem Ejad” (Oye, Israel, Hashem es nuestro Di-s, Hashem es Uno) con profunda concentración.
Di-s quiere que Su pueblo acepte Su reinado y proclame Su unidad todos los días y todas las noches. Al pronunciar Kriat Shemá, se refuerza la sensación de que Di-s vela por uno. Al decir la primera oración, se debe colocar la mano sobre los ojos para mejorar la concentración y debe decir esta oración en voz alta y extenderse levemente al final de la palabra Ejad. Al pronunciar el nombre de Di-s, tener siempre presente que Di-s fue, es y siempre será el Todopoderoso Rey del Universo. Al pronunciar la palabra Ejad, se debe recordar que Di-s es Uno y reina en todos los cuatro rincones del Universo.
A través de los siglos los judíos han ofrendado sus vidas en pos de su fe, a menudo proclamando uShemá Israel…” con su último aliento de vida.
Del mismo modo que un judío cree en todo momento en la unicidad de Hashem, está obligado a proclamarla verbalmente recitando el Shemá de mañana y de noche. Su recitado cada mañana es tan importante que se afirma: “El Jardín del Edén con todos sus deleites fue creado para aquellos que pronuncian el versículo del Shemá con la debida concentración”.


Aún no hay comentarios

¡Sea usted el primero!

Complete el formulario siguiente para comentar.

Deje un comentario