Minando las oportunidades

Una vez, cuando le preguntaron al Rebe por la naturaleza de su ocupación, explicó que se consideraba un minero. Así como un minero excava en las profundidades de la tierra, cierne a través de mucha suciedad y piedras, y finalmente surge con joyas y metales preciosos, también, el Rebe nos enseña y nos estimula a penetrar en las profundidades de nuestro ser y revelar la Divinidad inactiva dentro de nuestras almas.

Ir bajo la superficie de nuestras personalidades no es nada nuevo. Por más de un siglo, los psicólogos han hablado sobre esta meta, y en las últimas décadas especialistas y motivadores de crecimiento personal se han vuelto una parte importante de la estructura corporativa de la sociedad occidental. ¿Qué hay de nuevo en la visión del Rebe?

La novedad no está en la idea de excavar, sino qué brota cuando uno excava.

Los psicólogos seculares han excavado y hallaron pasiones y temores que disminuían en lugar de reforzar nuestra humanidad. Los humanistas excavaron y hallaron desesperación existencial y vacío. El Rebe excavó y halló Divinidad.

¿Por qué los psicólogos proponen miedos y pasiones, o los humanistas desesperación, cuándo intentan sondear bajo la superficie de la persona?

Porque ésa es su propia mentalidad interna. No lo hacen para disminuir el potencial del hombre. Por el contrario, quieren ayudar.

Pero esa misma honestidad les causa proyectar su propia imagen sobre la humanidad en conjunto. No se los puede culpar. Son humanos y así ven al hombre. ¿Pero cuál es su imagen o del hombre en general? ¿Y cuál es la imagen del hombre que proyecta el Rebe?

Ellos echan una mirada alrededor de su ambiente e intentan alcanzar el sentido de las fuerzas y factores  diferentes que ven. Descubren los modelos y los comparten con otros. Así refuerzan los modelos que descubren.

El Rebe opera desde una perspectiva diferente. Lo que es significativo no es lo que él u otras personas ven o quieren en este mundo, sino lo que Di-s quiere. ¿Por qué Di-s creó el mundo? ¿Y por qué Él creó a esta persona en particular, esta situación y este momento particular?

La pregunta motiva la respuesta. Libera a la persona para llegar más allá de sus propios horizontes individuales y ver un cuadro más grande – un cuadro Divino.

La mayoría de nosotros no hace estas preguntas naturalmente. Pero cuando nos conectamos con el Rebe, estudiamos sus enseñanzas, seguimos sus directivas, y nos esforzamos por entender su motivación, aprendemos a hacerlo.

Extendiendo esta aproximación más allá, uno visualiza la era cuando florecerá la concepción de Di-s del mundo en cumplimiento manifiesto: la era de la Redención. Pues así como cada entidad particular se creó con un propósito, también el mundo en general se creó con una meta. Nuestros Sabios comentan: “El mundo se creó solamente para Mashiaj”.

Por esa razón es importante aprender sobre la era de la Redención y apreciar la mentalidad que prevalecerá en ese momento. Cuando más nos enteramos del propósito de Di-s para la creación, somos más capaces de instigar ese propósito en el cumplimiento y permitir al mundo alcanzar ese deseado estado.

Rabino E.Touger

Aún no hay comentarios

¡Sea usted el primero!

Complete el formulario siguiente para comentar.

Deje un comentario