Haciendo la conexión

¿Qué es la Torá? ¿Un libro de leyes? ¿Pero cuáles son estas leyes? ¿Simples órdenes del infinito Di-s al infinitesimal e ignorante hombre? Sí. Pero en otro nivel son más que esto. Este es un punto que es llevado a cabo por los dos significados que tiene el nombre de la porción de la Torá en el que aparecen: Tzav.
Tzav significa “Orden”. Expresa una orden de Di-s sobre la donación de ofrendas en el Santuario, en relación con el concepto general de dar caridad. Pero Tzav tiene también otro significado: “Conectar”. Expresa la idea de que las leyes de Di-s establecen una conexión entre el individuo y Di-s.
Las enseñanzas místicas Judías nos dicen de que ésta conexión no puede darse por sentado. Di-s es Infinito, más allá de todas las definiciones y categorías. En comparación con Di-s, el cosmos entero es más pequeño que el polvo. Y si el vasto cosmos en sí no es nada en relación con Di-s, ¿qué es un pequeño y frágil humano, hombre o mujer?

Sin embargo, Di-s les da las leyes de la Torá a frágiles seres humanos. El hecho de que Di-s ha emitido una orden a la persona, hace que su vida tenga un sentido y significado. Él o ella está en relación con Di-s y unidos a Él por una instrucción Divina.
El Rebe de Lubavitch señala que ésta conexión está incluso si la persona no cumple con dicha instrucción. Como los Sabios dijeron: “a pesar de que pecó, él es un Judío”. El hecho de que los 613 preceptos de la Torá son dirigidos a la persona, le da a ésta un importante rol y propósito. Por supuesto, esta función se cumple correctamente a través de la observancia de los mandamientos. Sin embargo, la persona que aún no las cumple, no ha perdido su rol en el sistema: él tiene una conexión, aunque sea negativa.

El siguiente paso, por supuesto, es el de transformar lo negativo en positivo. De hecho, cuando se trata de un precepto como la caridad, en la que uno tiene que dar algo, todos necesitamos apoyo. Los Sabios nos dicen que ésta es la fuerza de la palabra “Tzav” al comienzo de la porción de la Torá: Darnos ánimo a través de las generaciones. El estímulo es el conocimiento de que a través de ésta orden de la Torá estamos realmente conectados con Di-s.

Aún no hay comentarios

¡Sea usted el primero!

Complete el formulario siguiente para comentar.

Deje un comentario