El beneficio de un porfeta no judío.

Muchos creen que el concepto de un redentor mesiánico es un invento moderno, o peor aún, una innovación No Judía/Cristiana.
Esta semana vamos a leer acerca de la profecía de Bilam, el Midianita que, frustrado en su deseo de maldecir a los Judíos, termina bendiciéndolos. Su última profecía es de nuestra redención final.
Yo no lo entiendo. ¿No tenemos Judíos, ni Rabinos, que necesitamos un Bilam para introducir un concepto tan fundamental?
El difunto Rabino Jaim Gutnick me dijo una vez sobre una pareja que fueron a lo de él para un consejero matrimonial. Entre otros consejos, sugirió que se comprometan con algunas de las prácticas específicamente judías, por ejemplo, comidas de Shabat.
Frustrado por su reacción, y antiguo punto de vista, abandonaron el lugar y buscaron ayuda profesional.
Unas semanas más tarde estaba en su casa, y abrió la puerta a la misma pareja, esta vez con una botella de vino y un ramo de flores como ofrenda de paz.
Su explicación de su cambio de actitud: su muy bien pagado, y “moderno” terapeuta había recomendado que trajeran un poco de romance y cuidado al matrimonio. Una vez a la semana, apague el televisor, desconecte el teléfono y hagan un compromiso de sentarse juntos en un lugar tranquilo para cenar.
Al oír este idpentico asesoramiento de “un profesional”, ellos reconsideraron su actitud anterior y estaban dispuestos a aceptar que puede haber algún valor en el judaísmo después de todo.

Desafortunadamente, muchos Judíos para aceptar una norma moral y creencia, necesitan la aprobación del mundo. Si un Rabino habla sobre el efecto negativo de la televisión e Internet, la gente dice que es obsoleto, pero si un profesor dice lo mismo, entonces la gente lo toma más en serio.
Si hasta los Bilaams pueden ser persuadidos de que la vida tiene más posibilidades que el lío que luchamos a diario, ¿no es hora de que nosotros también nos subamos al carro de la bondad, cambiándonos a nosotros mismos?

Por: Elisha Greenbaum

Aún no hay comentarios

¡Sea usted el primero!

Complete el formulario siguiente para comentar.

Deje un comentario