Despedida de soltero judía

PREGUNTA: Mis amigos quieren organizarme una despedida de soltero antes de mi boda. Mi novia está nerviosa por ello, porque quién sabe lo que están planeando. Yo no me siento muy entusiasmado con todo el tema. Pero todos tenemos una noche de despedida de solteros y me siento tonto negándome. ¿Hay una visión judía sobre el tema?

RESPUESTA: La despedida de solteros es la manera en que tus amigos te dicen: “Te casas, la diversión ha terminado”. Los muchachos se reúnen a beber juntos, tienen algunas emociones baratas, y hacen chistes abundantes y predecibles sobre cómo el matrimonio es el fin de tu vida. Es como si ésta es la última oportunidad para el novio de disfrutar como hombre libre, antes de que asuma los grilletes y la pelota y cadena de la vida de casado. El mensaje: el matrimonio significa dejar tu libertad.

Nada más lejano de la verdad. No sólo que no pierdes tu libertad cuando te casas; sino que es cuando pruebas el sabor de ser libre. El matrimonio no es una cosa en sentido único, es una relación. Estás escogiendo a alguien para que sea tu única compañera por el resto de tu vida. Pero no lo estás haciendo solo. Tu compañera también está diciendo: “Eres mi único hombre. Te he escogido de entre todos los hombres del mundo. Soy completa y exclusivamente tuya”.

Piensa: Ella te ha escogido. Sí, a ti. No porque eres perfecto (porque no lo eres), y no porque probó a cada hombre del mundo (porque no lo ha hecho); te escogió porque eres como eres. Ella está dándote el regalo de la libertad. Eres completamente libre de ser quien eres, porque alguien te escogió – a todo tu ser – para ser suyo.

Al contrario de todas las otras amistades y lazos familiares, el matrimonio es exclusivo. Tus amigos tienen otros amigos; los miembros de la familia tienen vidas propias. Pero para tu esposa eres el primero – eres su vida. Nací para mi esposa, y mi esposa para mí. ¿Qué podría ser más liberador que el saber que hay alguien allí que piensa que soy único? ¿Quién es más libre que el hombre que puede decir que alguien lo escogió de entre todos los hombres del mundo?

El matrimonio es la mejor movida que puedes hacer. Pero tu decisión necesita ser apoyada, y la típica despedida de solteros no ayuda a nadie en el matrimonio. Sé valiente, y rema contra la corriente. En lugar de una fiesta que perpetúa una visión inmadura del matrimonio, hazlo a la usanza judía: reúnete con tus amigos, prepara unas bebidas, y dense bendiciones mutuamente. Tus amigos deben bendecirte para que tu matrimonio sea liberador para ti y tu esposa; y debes bendecir a tus amigos para que encuentren a esa persona especial que dejará al mundo entero para ser sólo suya.

Por Aaron Moss

Aún no hay comentarios

¡Sea usted el primero!

Complete el formulario siguiente para comentar.

Deje un comentario