¡¡¡ Arriba el stress !!!

La porción de la Torá de esta semana describe el diluvio de 40 días que inundó la Tierra en el año 2105 A.E.C (1656 de la Creación), ahogando a todos sus habitantes.Noaj, su familia y dos miembros de todas las especies animales sobrevivían el diluvio por medio de un arca maciza que Noaj construyó para escudarlos de la destrucción.

La pregunta que debemos hacer es: ¿qué relevancia posee esta historia en nuestras vidas?

UN DILUVIO DE TENSIÓN

Rabi Shneur Zalman de Liadi (fundador de Jasidut Jabad), explica en un discurso de 1807 el simbolismo de las poderosas aguas del diluvio que inundaron el mundo.

Estas aguas representan las corrientes de ansiedad que constituyen una parte íntegra de nuestro esfuerzo diario para ganar el sustento y pagar las facturas. Así como el diluvio engolfa y agobia todo en su camino, también, la carga de tensión financiera y las vicisitudes del mundo comercial pueden consumir nuestras mentes y pueden ahogar nuestros espíritus.

Cuando esperamos a “mañana” para venir, la Torá describe que las aguas del diluvio se ponen más y más vivamente fuertes, hasta que eclipsan todas las montañas.

Esto simboliza que a medida que progresamos en la vida y nuestros horizontes de éxito se extienden, las presiones de la vida van meramente en aumento. Incluso las montañas dentro de nosotros, que representan lo alto y esplendoroso que se hallaba nuestro espíritu del que estábamos una vez orgullosos, se eclipsa por la ansiedad que proviene de nuestro enredo inevitable con el crudo mundo del materialismo.

Allí viene un cierto punto en nuestra vida, cuándo nos detenemos y nos preguntamos, ¿qué pasó con mi alma? ¿Dónde desapareció mi montaña?

LA ISLA VERBAL
La única manera de sobrevivir el diluvio en nuestras vidas es construyendo un “arca” en el que podemos encontrar refugio.
¿Cuál es un arca? La palabra hebrea para arca es, teivá, que también puede traducirse como “palabra

Cuando Di-s le dice a Noaj “Entra en el Arca,” Él está diciéndole: “Entra en la palabra.”

Cada palabra de la Tefilá- Plegaria- es una mini arca. Si uno “entra” completamente, lo escudará de las tremendas presiones de su horario diario. La Plegaria es una isla verbal, un oasis transcendental que da la bienvenida al hombre en el mundo sereno del espíritu, permitiéndole fundirse -aunque sea sólo durante 15 minutos por día- en la presencia del ser saturado de toda la vida.

¿POR QUÉ LA VIDA DEBE SER “ESTRESANTE”?
Momentos después de que concluimos nuestras oraciones somos expulsamos del arca a las aguas rabiosas del diluvio. La serenidad emocional y mental sigue siendo un sueño incumplido en la mayoría de nosotros. ¿Cómo podemos reconciliar las dos realidades – la realidad del espíritu acoplado con la batalla necesaria para la supervivencia – en nuestra vida?

¿Y por qué la vida debe ser estresante? ¿Por qué la jornada de la vida debe tener lugar en un diluvio, en lugar de un flujo liso y pacífico de agua?

Aquí entramos en una de las ideas más conmovedoras en la filosofía del misticismo judío. Se encapsula en las palabras bíblicas: “Las aguas aumentaron y levantaron el arca para que se alzara sobre la tierra.”

En el último esquema de cosas, no sólo que las aguas rabiosas del diluvio no ahogan el arca, ellas lo levantan a niveles inauditos de alturas espirituales.

La tensión creada a partir de un resultado de tensión continuada en nuestras vidas genera un anhelo hacia la espiritualidad y Divinidad más poderoso que podríamos experimentar en una vida de tranquilidad emocional firme.

Éste es el significado más profundo detrás de la descripción de la Biblia de las aguas del diluvio de cómo levantar y elevar el Arca sobre la tierra. El arca de oración nunca podría ser semejante experiencia elevada y profunda sin los rabiosos diluvios que lo propulsan a las tales alturas.

Cuando un ser humano -hundido por una miríada de presiones, frustrado por lo nulo de espiritualidad en su vida, atormentado por las vicisitudes de su condición diaria-, entra en el arca de la plegaria y dice, “¡Di-s, libérame de mi interminable tensión!” esta persona cumple el propósito para lo que este estresante mundo fue creado: que explote para alimentar un anhelo más profundo hacia Di-s y más verdadero que cualquier anhelo espiritual que se haya experimentado en el paisaje del paraíso.

Rabi Yossi Jacobson

Aún no hay comentarios

¡Sea usted el primero!

Complete el formulario siguiente para comentar.

Deje un comentario