Shabat X

El precepto concerniente al cuidado del Shabat es uno de los pilares de nuestra religión y es el cuarto de los diez mandamientos (Shemot 20:7) “Recuerda el día de Shabat para santificarlo…” y en (Devarim 5:11) “Cuidarás el día de Shabat para santificarlo…”. Ambos versículos constituyen la base del mandamiento de Shabat.

De la palabra “Recuerda” nuestros Sabios aprendieron los preceptos de Velas de Shabat, Kidush y la Cena Sabática, mientras que de la palabra “Cuidarás” aprendieron los preceptos relacionados a la prohibición de trabajar en Shabat.

En los próximos números detallaremos en extensión las leyes concernientes a “Recuerda” y posteriormente a aquellas relacionadas a “Cuidarás”.

La Torá nos enseña que el motivo por el cual debemos respetar el Shabat y descansar en él es, porque en seis días Di-s creó los cielos y la tierra (El Universo) y en el séptimo día descansó y lo santificó. Por ello cuando nosotros elegimos nuestro día de descanso en Shabat, declaramos que creemos en la creación del mundo en seis días y el descanso de Di-s en el séptimo. Otro motivo es que fuimos esclavos del Faraón en Egipto y Di-s nos sacó de allí y nos ordenó el cumplimiento del Shabat. Por ello al cuidar este mandamiento, confirmamos la creencia de que Di-s nos liberó de Egipto y a su vez le agradecemos.

Nuestros Sabios declaran (Shabat 118:b) que: “Si todo el pueblo de Israel cuidara tan sólo dos Shabatot seguidos, enseguida serán redimidos del exilio”

por el Rab. Iosef  Feigelstock

Aún no hay comentarios

¡Sea usted el primero!

Complete el formulario siguiente para comentar.

Deje un comentario