¿Cómo fueron fijadas las treinta y nueve avot melajá?

Las prohibiciones y los preceptos negativos de Shabat fueron fijados de acuerdo con las labores que eran necesarias para construir el mishkán – el santuario – y sus herramientas en el desierto. Este entrelazamiento de prohibiciones de Shabat y las labores del santuario aparece en varios lugares de Exodo. Por ejemplo, en el capítulo 31, al mismo tiempo que se describen las herramientas del mishcán, la Torá cita: (31:12-17) …vosotros guardaréis mis sábados, porque es señal entre ustedes y Yo a través de las generaciones, para que se sepa que Yo, D’ soy el que santifica a ustedes… Se podrá trabajar durante seis días, pero el día séptimo será día de reposo consagrado a D’, cualquiera que hiciera obra en sábado,morirá.
De esta manera la Torá nos explica que con toda la importancia que significa la construcción del mishkán y sus herramientas sólo debemos ocupamos durante los seis días de la semana y todas las labores que estén incluidas en  la construcción del santuario están prohibidas el séptimo día.
Otro ejemplo también de Éxodo, 35: 2-3: En la descripción de las labores de la construcción del mishkán se insertaron dos versículos: “Durante seis días se trabajará, pero el día séptimo será para ustedes un día sagrado, de completo reposo en honor de D’. Cualquiera que en ese día trabaje, será condenado a muerte. No encenderéis fuego en ninguna de vuestras moradas en el día Shabat.”
por el Rab. Iosef  Feigelstock

Aún no hay comentarios

¡Sea usted el primero!

Complete el formulario siguiente para comentar.

Deje un comentario