Iyar el mes de la curación

El mes de Iyar, como nos indican nuestros Sabios, es auspicioso para la curación de las enfermedades. Su propio nombre lo indica: Las letras de su nombre en hebreo coinciden con las iniciales del versículo que dice: “Yo Soy Di-s, tu Sanador” (Aní Hashem Rofeja).

Diariamente llegaban cientos de cartas al Rebe solicitando consejo y bendición por asuntos de salud. Que ocurrieran milagros es indiscutible. Pero el Rebe no quería crear una religión en torno a curas milagrosas. En casi todas las respuestas incluía consejos prácticos sugiriendo a la gente una senda espiritual junto con una sabia orientación médica:

-Pide consejo a un médico amigo. Que sea amigo hace gran diferencia.

-La confianza firme en Di-s puede lograr curas milagrosas. Con todo, debes seguir las instrucciones del médico.

No es que el médico o sus remedios curen. No, quien cura es el Médico de Toda Carne. El médico y los remedios proveen un canal natural para que suceda la mejoría. Este es el camino que Di-s prefiere para que ocurran Sus milagros: Los medios naturales.

Cuatro consejos para la curación:

1. Encuentra un buen médico y sigue su consejo.

2. Rechaza todo pensamiento sobre la enfermedad. Piensa exclusivamente en términos de salud.

3. Refuerza tu confianza en el Médico de Toda Carne, sabiendo que Él te sanará de la manera que Le parezca adecuado.

4. Incrementa tu estudio de la luz interior de la Torá.

Aún no hay comentarios

¡Sea usted el primero!

Complete el formulario siguiente para comentar.

Deje un comentario