¿Quién es un experto?

No lo dude, acérquese ahora y sabrá que sus hijos estarán en manos de verdaderos expertos…

¡Qué increíble! Ha transcurrido el año lectivo y ahora estamos de vacaciones. Sí, ya sé, no he descubierto América. Con solo salir a las calles de la ciudad, no se necesita siquiera mirar el calendario colgado en la pared. Pocos automóviles, muchos autobuses transportando niños a colonias de verano, etc. Es aparentemente el momento ideal para relajarnos con respecto al tema educativo. Después de todo, ¿¿¿quién desea hablar de la escuela en época de vacaciones??? Pero… ¿quizás es todo lo contrario?
Esta semana, leyendo un interesante artículo, me topé con esta anécdota:
“Era verano, y los indios de una remota reserva en el Norte de América, le preguntaron a su nuevo Jefe si el invierno sería muy crudo o apacible. Ya que se trataba de un Jefe Indio criado en una sociedad moderna, nunca había sido instruido en los antiguos secretos, y cuando miraba al cielo, no podía revelar el tipo de clima que reinaría. De todas formas, para cubrirse, respondió que de hecho sería un invierno frío y recomendaba recolectar suficiente leña. Pero además, siendo una persona práctica, buscó una casilla de teléfonos y llamó al Servicio Nacional de Meteorología y preguntó: “¿El próximo invierno será frío?”
El técnico le respondió: “Aparentemente se tratará de un invierno frío”.
El Jefe Indio volvió a la Reserva y recomendó que recolectaran más leña de lo normal, para estar preparados.
Una semana después, realizó el mismo llamado y la respuesta del meteorólogo fue: “¡Sí! Definitivamente será un invierno bastante frío”.
El Jefe nuevamente, recomendó que buscaran más leña.
Dos semanas después, volvió a llamar al Servicio Meteorológico y preguntó: “¿Están absolutamente seguros de que será un invierno crudo?”
“Definitivamente” respondió el experto. “Será uno de los inviernos más rigurosos de la historia”.
“¿Y cómo pueden estar tan seguros?” preguntó el Jefe Indio.
El perito respondió: “¡Es que los Indios están recolectando leña como locos!”
La mayoría de nosotros, siempre se asesora acerca de temas trascendentes con los expertos en dicha materia. La educación de los niños no es una excepción. El judaísmo nos enseña que no podemos relajarnos jamás con respecto a la calidad educativa de nuestros hijos. Y así como los indios se preparaban para el invierno en el verano, éste es el mejor momento para tomar distancia y replantearse el tipo de instrucción judía que brindaremos a los chicos durante el próximo período escolar. Y las preguntas que debemos formularnos son: ¿La educación judía de nuestros hijos está en manos de verdaderos expertos? ¿Son ellos el auténtico ejemplo de lo que un educador debe ser? ¿Ellos se identifican y, por sobre todo, viven de acuerdo a lo que enseñan? ¿La educación que imparten asegura la continuidad de un pueblo judío floreciente?. En este caso no podemos equivocarnos. No se trata de juntar un poco más o menos de leña. Es la vida espiritual de nuestros hijos la que está en juego. Y con la vida no se juega. Es este el momento de buscar a los verdaderos expertos, aquellos que no necesitan mirar lo que hace el otro, para dar una respuesta. Nosotros, los iehudim tenemos que mirar lo que nos indica la Torá y gracias a Di-s existen Escuelas Judías que responden a esos parámetros. También Programas de Educación no Formal que son fieles a esas enseñanzas. No lo dude, acérquese ahora y sabrá que sus hijos estarán en manos de verdaderos expertos.

Miriam Kapeluschnik

Aún no hay comentarios

¡Sea usted el primero!

Complete el formulario siguiente para comentar.

Deje un comentario