Una dieta rica en grasas puede servir para adelgazar

Investigadores israelíes descubrieron que cuidadosamente reguladas, las comidas ricas en grasas pueden llevar a la pérdida de peso, y participar en un metabolismo en el que las grasas ingeridas no se almacenan sino que se utilizan para la energía necesaria entre comidas.
Hasta ahora, se creía que la alimentación de los mamíferos con una dieta alta en grasas altera el metabolismo y lleva a la obesidad, pero los investigadores principales Oren Froy y Zecharia Madar, profesores de la Universidad Hebrea de Jerusalén sugieren que la planificación cuidadosa de las comidas regularía el reloj biológico y reduciría los efectos de una dieta alta en grasa.
En pruebas con animales, los investigadores alimentaron a un grupo de ratones con una dieta alta en grasas en un horario fijo programado durante 18 semanas. Los ratones comían al mismo tiempo y en los mismos períodos de tiempo cada día.
Además, tres grupos de control recibieron dietas alternativas. Un grupo consumió una dieta baja en grasas en un horario fijo, otro comía una dieta baja en grasa no programada (comer cada vez que les daba la gana) y el tercero comió una dieta rica en grasas no programada.
Los cuatro grupos de ratones ganaron peso durante el experimento y el que obtuvo mayor peso corporal final fue el grupo que comió la dieta alta en grasas no programada.
Sorprendentemente, sin embargo, los ratones del grupo de la dieta alta en grasas regulada, no sólo tuvieron un menor peso corporal final, sino incluso también menor peso que los ratones con una dieta baja en grasa no programada, a pesar de que ambos grupos consumieron la misma cantidad de calorías.
Además, los ratones en el programado dieta alta en grasa exhibieron un único estado metabólico en el que las grasas ingeridas no se almacenaron, sino que más bien fueron utilizadas para producir energía en momentos en que no se disponía de alimentos, tales como entre comidas.
“Nuestra investigación muestra que el momento del consumo de alimentos tiene prioridad sobre la cantidad de grasas en la dieta, lo que mejora el metabolismo y ayuda a prevenir la obesidad”, dijo el profesor Froy. “La mejora de metabolismo a través de la programación cuidadosa de las comidas, sin limitar el contenido del menú diario, podría ser utilizada como una herramienta terapéutica para prevenir la obesidad en los seres humanos.”

http://www.aurora-israel.co.il

Aún no hay comentarios

¡Sea usted el primero!

Complete el formulario siguiente para comentar.

Deje un comentario