Sobreviviente del Holocausto se reencuentra con su salvador

Siempre hay tiempo para dar gracias: un psicólogo de Nueva York se reencontró, después de 70 años, con el hombre cuya familia lo mantuvo escondido durante más de dos años en la Polonia ocupada por el régimen nazi en tiempos de la Segunda Guerra Mundial.

Leon Gersten, de 79 años, se reunió por primera vez con Czeslaw Polziec, un obrero polaco ya retirado, en el Aeropuerto Internacional John F. Kennedy, informó el New York Post.

Es una historia que, muchos imaginan, pronto la tomará algún productor para llevarla al cine: Gersten tenía 8 años cuando se escondió con su madre y otros tres familiares en la casa de una familia católica en el sudeste de Polonia.

En esa casa vivía la familia Polziec, y los refugiados permanecieron allí escondidos, en el ático, durante por lo menos dos años, y se alimentaban con lo que les entregaba Czeslaw, que tenía 10 años. “La última vez que lo vi fue cuando tenía alrededor de 10 años y medio”, recordó Gersten al New York Post.

“Tras todos estos años, es maravilloso poder restablecer una relación personal, y ver a alguien con quien pasamos por tantas experiencias juntos”.

Gerstein destacó la actitud de la familia de Czeslaw en tiempos difíciles: “lo mantuvieron en secreto. Sólo mencionar que había judíos escondidos en su casa habría sido catastrófico”.

De acuerdo al informe del Post, la familia Polziec construyó un búnker subterráneo, al cual podían cubrir con un recipiente de almacenamiento de grano en caso de una redada de soldados nazi.

Un día se produjo un allanamento nazi y llegaron a golpear al padre de Polziec, ya que las tropas sospechaban que la familia escondía a judíos.

“Nos dijeron que nadie debía decir nada”, recordó Polziec.

Luego de casi 70 años sin verse, esta noche Polziec y Gersten celebraban juntos el Día de Acción de Gracias, que coincide con la primera noche de la celebración judía de Hanukkah.

El encuentro está patrocinado por la Fundación Judía para los Derechos, con sede en Nueva York. De la cena participaban además parientes de ambas familias.

Marcos Gersten dijo al Post que, al coincidir la fiesta de Acción de Gracias y el inicio de Hanukkah, “no podría haber sido el tiempo mejor”.

“Estamos dando gracias de poder estar aquí y poder practicar nuestra religión, y estar a salvo”, agregó Marcos.

Extraído de: elpais.com.uy

Aún no hay comentarios

¡Sea usted el primero!

Complete el formulario siguiente para comentar.

Deje un comentario