Se inaugura una nueva sinagoga en un penitenciario en Moscú

El Rabino Principal de Rusia, el Rabino Berel Lazar inauguró una nueva sinagoga, la primera de su clase en una prisión institucional en Moscú, y cita una paradoja interesante.
En el Centro de Detención de Moscú no. 2 del Servicio Penitenciario Federal, más conmúnmente conocido como la prisión Butyrskaya, se abrió una Sinagoga, la primera de su clase en un penitenciario en Moscú.
En su discurso durante la ceremonia de apertura, el Rabino Berel Lazar enfatizó la importancia de una sinagoga en una prisión para promover conclusiones morales apropiadas.
“Desde su fé en Di-s, la persona recibe alegría en su vida. Con fé, él una vez más se convierte en un ciudadano completo”, dijo el Rabino Lazar. El Rabino Principal notó el simbolismo de la fecha de apertura de la sinagoga, cerca de la víspera de Pesaj, festividad que se celebra la liberación del pueblo judío de la esclavitud en Egipto.
El Rabino Lazar dijo que esperaba que la apertura de la sinagoga, provea la oportunidad a todas las personas interesadas en estudiar más sobre judaísmo, a encontrar las respuestas que estaban buscando.
Él hizo notar que aunque los judíos generalmente rezan que sus sinagogas se llenen, esta vez deberían rezar para que hayan la menos cantidad de judíos posibles en esta y en otras prisiones en Rusia.
El Jefe del Penitenciario Federal en Moscú, el Coronel Viktor Dezhurov, dijo que la apertura de la sinagoga era el resultado de la cooperación entre el Servicio Penitenciario Federal y la comunidad judía de acuerdo a un acuerdo firmado el año pasado. Notó que visitar la sinagoga, permitiría a los prisioneros reconsiderar sus vidas.
El Coronel Sergei Telyatnkikov, jefe del Centro de Detención no. 2, remarcó que este evento es muy productivo para los presos, como forma de educación moral y espiritual que pueda ayudar a la gente a que vuelva al camino correcto.
“Una persona que encuentra a Di-s en estos lugares puede olvidarse de todos los temas que lo molestan en casa”, dijo el Rabino Aaron Gurevich, jefe del Departamento de Cooperación con los Militares de Rusia, el Ministro de Asuntos de Emergencia, y Agencias Policiales.
Esta es la quinta sinagoga que se abre en un instituto correccional en Rusia, los primeros cuatro establecidos en prisiones regionales. La Federación ha registrado a aproximadamente 400 prisioneros Judíos.
El Rabino Lazar citó una interesante paradoja: durante la época Soviética, la gente era encarcelada por defender las tradiciones Judías y sus prácticas, hoy en día un prisionero Judío tiene la oportunidad de encontrar a Di-s cuando está en prisión.
La ceremonia de apertura también incluyó un pequeño servicio religioso; se pusieron Talitot, y bajo la guía del Rabino Lazar, el primer grupo de prisioneros judíos leyó la plegaria del Shemá.
El Rabino Gurevitch alabó la disposición de cooperación de la administración de la prisión Butyrskaya , permitiendo abrir la sinagoga en tiempo récord. Llevó menos de cinco meses desde que comenzaron las negociaciones hasta que se abrió la sinagoga. Desde ahora, la sinagoga llevará a cabo semanalmente clases de Torá y plegarias Sabáticas.
Extraído de collive.com

Aún no hay comentarios

¡Sea usted el primero!

Complete el formulario siguiente para comentar.

Deje un comentario