Salud: Se ha descubierto un marcador biológico para el Autismo

Investigadores del Instituto Weizmann, en cooperación con Universidades de EEUU, han descubierto un método para identificar signos biológicos de autismo en niños.

Neurólogos y especialistas en el desarrollo de los niños han estudiado bastante sobre el autismo y sus posibles causas en los últimos años, pero muchas preguntas aún quedan sin responder. Generalmente se diagnostica “tarde”, alrededor de los 3 y 4 años, y las pruebas son muy subjetivas.

Al explorar la actividad del cerebro en los niños durmiendo, los científicos descubrieron que el cerebro autista exhibe una sincronización significativamente más débil entre las áreas concernientes al idioma y a la comunicación, en comparación con aquellos niños no autistas.

“La identificación de símbolos biológicos del autismo ha sido una importante meta para muchos científicos en todo el mundo, ya sea porque se puede predecir un diagnóstico temprano, y porque puede proveer de importantes pistas sobre las causas y el desarrollo del desorden”, dice el Dr. Ilan Dinstein.

Aunque muchos científicos creen que estas líneas fallidas de comunicación entre las diferentes partes del cerebro, están relacionadas con los desórdenes autistas, no hay manera de observar esto en niños pequeños, ya que no pueden quedarse quietos dentro de un Scanner MRI mientras están despiertos.

Pero este estudio, ha demostrado que incluso cuando se duerme, el cerebro no se apaga por completo. Más bien, su actividad eléctrica pasa a ser una fluctuación espontánea coordinada entre los dos hemisferios del cerebro; cada punto en la izquierda está sincronizado con su punto correspondiente en la derecha.

En niños autistas durmiendo, se puede ver una baja en los niveles de sincronización entre las áreas relacionadas con el idioma y la comunicación.

Esta característica, no se ve en niños con desarrollo normal o en aquellos con un simple retraso en el desarrollo del idioma. De hecho, investigadores han descubierto que esta sincronización está muy conectada con la habilidad que el niño autista tiene para comunicarse: Cuanto más débil es la sincronización, más severos son los síntomas del autismo. Basándose en el escaneo correspondiente, los científicos pudieron identificar un 70 % de niños autistas de entre 1 y 3 años.

Salud: Se ha descubierto un marcador biológico para el Autismo

Investigadores del Instituto Weizmann, en cooperación con Universidades de EEUU, han descubierto un método para identificar signos biológicos de autismo en niños.

Neurólogos y especialistas en el desarrollo de los niños han estudiado bastante sobre el autismo y sus posibles causas en los últimos años, pero muchas preguntas aún quedan sin responder. Generalmente se diagnostica “tarde”, alrededor de los 3 y 4 años, y las pruebas son muy subjetivas.

Al explorar la actividad del cerebro en los niños durmiendo, los científicos descubrieron que el cerebro autista exhibe una sincronización significativamente más débil entre las áreas concernientes al idioma y a la comunicación, en comparación con aquellos niños no autistas.

“La identificación de símbolos biológicos del autismo ha sido una importante meta para muchos científicos en todo el mundo, ya sea porque se puede predecir un diagnóstico temprano, y porque puede proveer de importantes pistas sobre las causas y el desarrollo del desorden”, dice el Dr. Ilan Dinstein.

Aunque muchos científicos creen que estas líneas fallidas de comunicación entre las diferentes partes del cerebro, están relacionadas con los desórdenes autistas, no hay manera de observar esto en niños pequeños, ya que no pueden quedarse quietos dentro de un Scanner MRI mientras están despiertos.

Pero este estudio, ha demostrado que incluso cuando se duerme, el cerebro no se apaga por completo. Más bien, su actividad eléctrica pasa a ser una fluctuación espontánea coordinada entre los dos hemisferios del cerebro; cada punto en la izquierda está sincronizado con su punto correspondiente en la derecha.

En niños autistas durmiendo, se puede ver una baja en los niveles de sincronización entre las áreas relacionadas con el idioma y la comunicación.

Esta característica, no se ve en niños con desarrollo normal o en aquellos con un simple retraso en el desarrollo del idioma. De hecho, investigadores han descubierto que esta sincronización está muy conectada con la habilidad que el niño autista tiene para comunicarse: Cuanto más débil es la sincronización, más severos son los síntomas del autismo. Basándose en el escaneo correspondiente, los científicos pudieron identificar un 70 % de niños autistas de entre

Aún no hay comentarios

¡Sea usted el primero!

Complete el formulario siguiente para comentar.

Deje un comentario