Revivir el Sanhedrin puede ayudar a mejorar el diálogo con la Diáspora

Por Gil Shefler de jpost.com
Estudiosos de la IDC sugieren que un sistema basado en el consejo de jueces judíos puede mejorar la plática entre judíos en Israel y aquellos en todo el mundo.
Fuerzas poderosas están despedazando al mundo judío, advierten muchos observadores. Algunos dicen que la causa se debe a la política cada vez más liberal de Israel, otros apuntan hacia una asimilación a o un sentido de debilitamineto de la identidad Judía en la Diáspora.
Sea como fuere, casi todos están de acuerdo con que hay un problema. ¿Qué puede prevenir que Israel y la Diáspora no se distancien? Una propuesta creativa expuesta en la Conferencia en Herzlia sugiere la resurección del cuerpo judío antiguo que no ha reunido las caracterísiticas, al menos con la forma universalmente reconocida, en más de 1600 años.
De acuerdo a la propuesta escrita en el Centro Interdisciplinario en Herzlia, por los académicos Tommy Steiner, Maaike van der Brugghen y Lea Landman, un nuevo Consejo Judío basado en el Sanhedrin (un consejo de jueces judíos que se reunían en Judea hasta que fue disuelto por el Emperador Romano en el año 358 DAC), puede proveer un mejor “marco” para pláticas entre los judíos en Israel y aquellos alrededor del mundo. En su proposición de reencarnación, el Sanhedrin, compuesto por líderes israelíes y de la Diáspora aconsejarían a políticos Israelíes, aunque no tendrían parte directa en el proceso de tomar decisiones.
“Un nuevo Sanhedrin podría ser reconocido como un cuerpo de consultas para los que toman decisiones, como ser, el Primer Ministro, el Presidente, y la Knesset”, escribieron. “Esta institución debería representar la diversidad de opiniones que existen en la sociedad  Israelí y en la Diáspora, y debería transimitir aquellas visiones a los jefes de la toma de decisiones en el único Estado Judío en el mundo”.
“La idea de este nuevo Sanhedrin está presentada no necesariamente como una solución a un problema, sino como un punto de partida para un nuevo diálogo”, escriben los autores.
De hecho, preguntas sobre cómo los representantes del Sanhedrin serían electos o seleccionados y cuál sería la proporción de los asientos asignados para las diferentes comunidades, permanece una incógnita.
La pregunta sobre fondos, sin embargo es una simpple, dijo Steiner. El gobierno pagaría por ello.
“Algo tiene que cambiar entre Israel y la Diáspora, y debe haber un poco que no solo lidie con la educación”, Steiner dijo a Jpost. “¿Resolverá todos los problemas? No, pero puede aydar”
Han habido esfuerzos de revivir al Sanhedrin, aunque con un énfasis mucho más fuerte en la religión. El último esfuerzo fue en el 2004, cuando 71 rabinos clamaron en representar varias comunidades en Israel en Tiberias, lugar en donde el Sanhedrin original fue disuelto.
El grupo clamó en en reestablecer el cuerpo, basado en la propuesta de Maimónides y las resoluciones legales judías de Rabí Iosef Karo.

3 comentarios

¡Sea usted el primero!

Complete el formulario siguiente para comentar.

Deje un comentario