No hay Lag BaOmer en Túnez

Dado al peligro de seguridad, la celebración anual de Lag BaOmer en la Isla de Túnez de Jerba ha sido cancelada por primera vez en la historia, dijo el líder Judío de Túnez al Jerusalem Post.

Roger Bismuth, el Presidente de la comunidad Judía, dijo que el evento estaba pensado en tener lugar la sinagoga El Ghriba el próximo domingo y usualmente atrae a miles de judíos de todo el mundo. Pero esta vez, ha sido cancelado luego de consultas con el gobierno.

“Hemos tenido esta pelea en el borde de Túnez con Libia así que la situación no es como nos gustaría que fuera”, dijo Bismuth. “Además de una revolución interna. La situación no es completamente calma así que hemos tomado medidas de precaución adicionales”.

El ex senador del Estado y líder de la comunidad Judía dijo que el evento de celebración ha sido llevado cabo cada año en la isla incluso cuando las relaciones entre Túnez e Israel estaban decayendo.

“Es la primera vez que lo cancelamos”, dijo, “Y no tiene nada que ver con las relaciones con Israel. Simplemente no queremos crear un problema para nuestros visitantes”.

El enero pasado manifestantes locales derrocaron al dictador Tunesino Zine El Abidine Ben Ali en una revolución que inspiró similares protestas contra los gobernadores autocráticos en países del mundo árabe. Desde ese momento, el gobierno ha peleado para re establecer por completo la regla de ley y han crecido los temores que los Islamitas podrían llegar a tomar ventaja de la situación para comenzar a atacar a los 1500 judíos que hay en el país como lo han hecho en el pasado. En el año 2002, por ejemplo, al Qaida hizo detonar una bomba en El Ghriba matando a 21 personas.

Hasta ahora, a excepción de un incidente que involucró a protestantes islámicos que comenzaron a insultar a la gente que rezaba en la sinagoga en Túnez, y la quema de un lugar judío de rezo en el Sur, los judíos de Túnez se han salvado de cualquier violencia. La situación política del país, sin embargo, permanece precaria y ello hizo llevar a la decisión de cancelar la celebración anual.

Bismuth dijo que cree que la reunión anual, que conmemora la victoria de los judíos contra los romanos, retomará el año que viene.

“Túnez siempre ha sido abierto para todos, pero este año hemos decidido cancelarlo porque queremos que la gente esté segura”, dijo Bismuth. “Esperamos que termine la revolución el año que viene pero no es una pequeña revolución, es una gran revolución y es la primera vez que hemos tenido una en nuestro país”.

Extraído y adaptado de collive.com

Aún no hay comentarios

¡Sea usted el primero!

Complete el formulario siguiente para comentar.

Deje un comentario