Las fiestas judías coinciden con “Fashion Week” la Semana de la moda

Mientras familias Judías se reunieron para celebrar el Año Nuevo el miércoles a la noche, diseñadores de moda también se encontraron murmurando sus propias plegarias.

En la Semana de la Moda, en donde te sientes, es lo que cuenta.

Este año, la Semana de la Moda de Nueva York (New York Fashion Week) coincidió con Rosh Hashaná. Como resultado, algunos diseñadores pidieron cambiar las fechas para asegurarse que los asientos delanteros estén ocupados. Algunos intentaron a toda costa agendar citas privadas con compradores y editores luego de Rosh Hashaná, que empezó míercoles al atardecer y terminó viernes al atardecer. Una sinagoga, Jabad de West 60s, ha ofrecido celebrar los servicios para los modelos que  se encontraban en el Lincoln Center y no podían salir.

“Sé que es frustrante para muchas personas”, dijo Christian Siriano, la estrella de “Project Runway” y el favorito de la Semana de la Moda (“Fashion Week”) cuyo show estaba  programado para el jueves. “¿Pero qué eliges?”

Muchos diseñadores comenzaron a preparar sus calendarios en Marzo luego de que la Asociación de Diseñadores de América les habían advertido sobre el conflicto. No es el primer año que Rosh Hashaná y la Semana de la Moda se entrecruzan.

Pero esta vez, Steven Kolb, director ejecutivo junto con el presidente de la Asociación Diane Von Furstenberg, habían releído la agenda e intentaron buscar otras opciones pero no las habían. Si corrían las fechas de la Semana de la Moda, hubieran habido conflictos con los shows de Europa.

Dos compañías de diseño, dirigidas por Judíos, BCBG Max Azia e Igal Azrouel, pidieron que lo corrieran para otro día.

Pero no todos, particularmente los jóvenes diseñadores, quienes se rigen primordialmente de las pasarelas para exponer, sintieron que tenían esa opción. El Sr. Siriano, quien no es judío, dijo que estaba “temblando” cuando se dio cuenta de que estaba agendado para Rosh Hashaná. “Pensé, esto será horrible”, dijo. “¿Quién vendrá?”

Dijo que le preguntó a IMG, el productor de la Semana de la Moda “The Fashion Week”, si podía cambiar la fecha, pero la única alternativa era ir en contra de Proenza Schouler, un “peso pesado” en la moda. Así que tuvo que aferrarse a la fecha original y agendar entrevistas con compradores y editores que no vendrían.
Cindi Leive, la jefa editora del Glamour, dijo que sus editores eran libres de saltearse los shows en las fiestas Judías, y que generalmente lo hacen. “Personalmente, nunca asistiría a shows en Rosh Hashaná sea aquí o en Europa”, dijo.

Extraído y adaptado del New York Times.

1 comentario

¡Sea usted el primero!

Complete el formulario siguiente para comentar.

Deje un comentario