La verdadera historia de Colonia

Investigación señala que fue fundada por judíos portugueses y que eso se intentó ocultar
POR ANDRÉS LÓPEZ REILLY
Extraído y adaptado de elpais.com.uy
Colonia del Sacramento fue fundada en 1680 por Manuel de Lobo. Hasta ahí es historia conocida. Pero ¿y qué si su núcleo fundacional estuvo integrado por judíos? La comunidad intenta rescatar huellas que, dicen, se borraron intencionadamente.
“Sefarditas uruguayos, argentinos, brasileños, franceses, americanos y del propio Israel se han contactado conmigo y han creado una red de interesados en el tema”, relata Pintos, un conocido guía turístico- cultural de Colonia e investigador.
En los últimos tiempos Alberto Gustavo Pintos Lareo ha acompañado a rabinos, diplomáticos y decenas de personas de la comunidad judía a Colonia del Sacramento para conocer los registros de una historia que Pintos asegura “se sigue intentando ocultar”: la que dice que judíos de Portugal y otros países fueron los fundadores de la ciudad, declarada por la Unesco Patrimonio Histórico de la Humanidad en 1995.
“Siempre nos han hablado de Colonia del Sacramento como una ciudad `portuguesa`. Y es cierto. Pero hay un valor agregado muy importante que es imposible de desestimar: estos portugueses eran judíos de España, Portugal y Holanda, con vínculos en Francia, Inglaterra, Italia, Turquía y el Norte de África, que manteniendo sus lazos familiares y económicos, desarrollan sus negocios en la zona”, asegura Pintos.
PRUEBAS. Varios miembros de la comunidad judía estarían interesados en rescatar -y publicar- esta historia que otros autores han tocado tangencialmente. Y que según Pintos, “se ha intentado ocultar”.
Aún subsisten en el barrio histórico de Colonia los restos de una mikveh (pileta ritual judía), en la Posada Plaza Mayor, “la que fue visitada y aceptada por rabinos de Uruguay y Argentina, estudiosos judíos de Israel, Francia y Brasil. A sus dos lados, subsisten una higuera y una parra, elementos simbólicos del judaísmo. Según la Torá, bajo la sombra de la higuera y de la parra, “los hombres pueden dialogar en paz”.
“Podemos sumar los rastros en lo que fue la Casa de los Gobernadores. Allí habría otra mikveh, aunque se ha dicho, de forma absurda, que se trata de la base de una torre de vigilancia, cuando los planos y pinturas de época nos dicen que eso no existió”, indica Pintos. También subsiste cerámica portuguesa del período “en la que se reproducen candelabros judíos” y casas en las que “se han removido las marcas judías que alguna vez estuvieron en las paredes”, añade el investigador.
También se señala que documentos hispanos sobre el proceso histórico de la lucha diplomática, comercial y bélica por la Colonia, hacen referencia a sus pobladores como “los marranos cripto- judíos de la Colonia del Sacramento”
Además se asegura que muchos de los “portugueses”, “holandeses”, “ingleses” y “franceses”, eran en realidad judíos sefarditas lusitanos. Los apellidos de las familias y pobladores solteros, casualmente vinculados al comercio, confirmarían el hecho. Al igual que los antiguos censos oficiales, donde los apellidos son comparables con las listas de judíos de España y Portugal.

2 comentarios

¡Sea usted el primero!

Complete el formulario siguiente para comentar.

Deje un comentario