Judíos Japoneses buscan fondos para las actividades de socorro

La comunidad judía en Japón luchó para recaudar fondos y distribuir ayuda a la asediada parte noroeste del país que ha sido devastada por un terremoto y tsunami el viernes pasado, y ahora está bajo seria amenaza de contaminación radioactiva a causa de un fallo en tres reactores nucleares en la región.

“La comunidad judía en Japón está haciendo todo lo posible para asistir en las actividades de socorro”, dijo Philip Rosenfeld, el tesorero de la comunidad Judía de Tokyo. “El Comité de Distribución Judío Americano Joint dio una muy generosa subvención de 10.000 dólares. Nuestros esfuerzos por el momento están dirigidos hacia la recaudación de fondos para nuestros propios miembros y para el extranjero”.

Rosenfeld dijo que la comunidad eligió a NGO Jen como socio, una organización que se encarga de “distribuir alimentos para las víctimas del desastre y suministro necesarios”.

Jabad, el movimiento Jasídico, también anunció que está financiando envíos de alimentos para los sobrevivientes del desastre a través del Beit Jabad enTokyo.

“Jabad de Japón le encargó a una panadería en Sendai que hornee panes para los residentes de Sendai y los alrededores, suministros para la panadería están siendo transportados a Sendai también”, dijo un portavoz.

La situación ha ido de mal en peor en Japón durante estos últimos días luego de que varias pérdidas severas de radiación hayan sido detectadas en tres plantas nucleares en Fukushima, al norte de Tokyo. El embajador de Israel en Japón sugirió a los Israelíes que están ahí por asuntos de negocio urgentes, que abandonen el país luego que los niveles de radiación hayan saltado a seis veces más de su nivel normal en Tokyo el martes.

Un científico nuclear especializado en la seguridad de los reactores nucleares dijo al Jerusalem Post que el nivel normal de exposición a la radiación que emana naturalmente en gran parte del suelo es del 100 millirems por año. Los trabajadores en las instalaciones nucleares están considerados dentro del límite seguro si están expuestos a un máximo de 3000 millirems por año. Un científico Isralelí, quien ha pedido que no se revelara su nombre, dijo que si los niveles de radiación en Tokyo se mantienen en un nivel anual de 600 millirems, no debería ser una amenaza significativa a la salud pública.

“Depende mucho del tipo de exposición”, dijo el científico. “Si es inhalado, cuya exposición es la más peligrosa de todas, o si se pega a la ropa. Por el momento, por lo puedo entender, la histeria no representa la exposición a la radiación. Pero todo puede cambiar”.

Extraído de jpost.com

2 comentarios

¡Sea usted el primero!

Complete el formulario siguiente para comentar.

Deje un comentario