El Premio Nobel de Química fue para un Israelí

El organismo sueco considero que Shechtman -nacido en Tel Aviv en 1941 y actual profesor emérito del Instituto de Tecnología de Haifa, Israel- “modificó fundamentalmente la concepción de un sólido para los químicos”.

El 8 de abril de 1982 descubrió un cristal en el que “los átomos estaban ensamblados en un modelo que no puede ser repetido”, contrariamente a la concepción que los científicos creían estable hasta ese momento.

Shechtman tuvo que pelear contra el escepticismo del ambiente e, incluso, fue separado de su grupo de investigación por defender esta teoría. Es como “los fascinantes mosaicos del mundo árabe reproducidos a nivel de los átomos: una forma regular que no se repite nunca”, explica el comunicado de la Academia sueca.

Con el tiempo, la batalla de Shechtman impuso una reconsideración de la concepción previa del problema. La comparación entre arte -con la Alhambra y el Darb-i Imam de Irán como modelos- y las matemáticas le permitió a los investigadores que siguieron su teoría descubrir nuevos grupos de cuasi cristales, obtenidos en ríos de Rusia y ciertos tipos de aceros en Suecia.

Para explicar el concepto, los científicos utilizan la llamada golden ratio. Esta “proporción dorada” ya atraía el interés de los matemáticos de la antigua Grecia, y suele aparecer en geometría. En los cuasi cristales, por ejemplo, la distancia promedio entre átomos está relacionada con la del oro.

Extraído y adaptado de infobae.com

Aún no hay comentarios

¡Sea usted el primero!

Complete el formulario siguiente para comentar.

Deje un comentario