El ciclamato y el Shabat

Después de dos décadas, durante las cuales el ciclamato fuera prohibido, es nuevamente considerado apto para el consumo humano…

Resulta interesante la nota que escribiera un periodista del New York Times. El reporte dice que hay una generación entera que nunca ha probado el ciclamato. Para ellos, su gusto fue totalmente una nueva experiencia. Seguramente sus abuelos, padres o algún pariente anciano recordará “viejos tiempos”, antes de que los ciclamatos fueran prohibidos, pero hasta que esta fresca generación no lo probó por sí sola, no supo lo mucho que había perdido hasta ahora.
Aunque el reportero lo sepa o no, su comentario es fácilmente aplicable, para referirse a la experiencia de alguna familia judía con respecto al Shabat. “Mi abuelo” -nos relata un hombre entrado en años-, “llamaba al Shabat “Der heiliker Shabos koidesh” (El sagrado santo Shabat); para él, toda su semana, toda su vida, giraba alrededor de ese solo día de la semana. Mi padre, que en paz descanse, lo llamaba “Shabos koidesh” (santo Shabat). Era un día especial para él; la familia se reunía a la hora de comer, en la Sinagoga, en las largas tardes del verano. ¿Yo? Lo llamo “Shabat” -usted sabe como es esto-, generalmente trato de pasarlo en familia. Algunas veces voy al Templo los viernes por la noche y por supuesto, siempre ceno con mis seres queridos. Pero a veces, debo quedarme a trabajar. Mi hijo lo llama “Sábado”. Así aprendió a hacerlo en la Sinagoga que frecuenta.
Él recuerda que su madre encendía las velas de Shabat, pero no creo que su esposa lo haga. Me recuerda haciendo el Kidush también, mas dudo que él lo recite.

¿Y mis nietos? Para ellos es el “Fin de semana. No hay velas, ni vino, ni jalot, ni Sinagoga o largas charlas en familia, ni discusiones sobre la porción semanal de la Torá ni hermosas caminatas. Es una generación completa que está perdiendo la oportunidad de conocer la belleza del “Der heiliker Shabos koidesh” de mi abuelo. Nunca vieron a nadie que celebre el Shabat; por eso para ellos, “el sábado es un día más de la semana”.
El ciclamato volvió a entrar en ‘vigencia’. ¿No es tiempo de que lo haga el SHABAT también?.

Miriam Kapeluschnik

Aún no hay comentarios

¡Sea usted el primero!

Complete el formulario siguiente para comentar.

Deje un comentario