Científicos israelíes logran detectar la primera ‘conversación’ entre virus

Los investigadores aislaron el mecanismo que los virus parecen utilizar para comunicarse, y lo llamaron ‘arbitrio’. Si se confirman los resultados del estudio, sería la primera descripción de un sistema de comunicación molecular entre virus.

Un equipo de investigadores israelíes ha descubierto que los virus que atacan a las bacterias Bacillus subtilis pueden comunicarse, decidir si matar o simplemente infectar a sus huéspedes mediante la detección de señales químicas, según un estudio publicado el 18 de enero en la revista ‘Nature’.

Los científicos aislaron el sistema que los virus parecen utilizar para comunicarse, y lo llamaron “arbitrio”. Si se confirman los resultados del estudio, sería la primera descripción de un sistema de comunicación molecular entre virus.

“La molécula que descubrimos permite que cada generación de virus se comunique con las sucesivas generaciones añadiendo concentraciones de la molécula arbitraria”, explica el coautor del estudio, Rotem Sorek, del Instituto Weizmann de Ciencias en la ciudad israelí de Rejovot.

“Cada virus puede ‘contar’ cuántos virus anteriores han tenido éxito en la infección de las células del huésped y así decidir qué estrategia es mejor en cualquier momento”, ha agregado.

Sorek y sus colegas estaban investigando el sistema de comunicación molecular que utilizan las Bacillus subtilispara alertar a otras bacterias sobre los virus cuando descubrieron que un bacteriófago (virus que infecta a las bacterias) en particular, conocido como phi3T, produce el péptido arbitrario.

Los científicos descubrieron que este péptido parece influir en si los bacteriófagos persiguen el ciclo lítico, multiplicándose hasta que la bacteria huésped estalla y muere, o el ciclo lisogénico, insertando su material genético en el huésped y permaneciendo inactivos antes de atacar la célula.

extraído de: http://unidosxisrael.org

Aún no hay comentarios

¡Sea usted el primero!

Complete el formulario siguiente para comentar.

Deje un comentario