Aceite de oliva: Hallazgo arqueológico

En una colina a 40 minutos de la ciudad de Jerusalem, un secreto se encuentra oculto. En cuevas talladas en piedra caliza calcárea suave en la casa Beit Guvrin, se haya una antigua fábrica de aceite de oliva que se remonta a la época de los Macabeos.
En los días de los Macabeos, héroes de la fiesta de Januka, se usaba un burro para poner en marcha la piedra del molino, pero aún así, hacer aceite era un trabajo lento. La pequeña jarra de aceite que fue encontrada en el Templo Sagrado luego de la victoria de los Macabeos debía durar ocho días porque era el tiempo que llevaba manufacturar y transportar aceite puro suficiente para ser usado en el Templo.
Arqueólogos han descubierto cientos de fábricas de aceite de oliva en Israel. Sumergidas en la costa del sur de Haifa hay evidencia: pozos profundos llenos de carozos de aceitua, que datan de 5000 años atrás. Hasta este día, Israel se mantiene entrelazado con el aceite de oliva. Su emblema nacional tiene dos símbolos relacionados con el olivo: ramas de olivo y un aceite.

1 comentario

¡Sea usted el primero!

Complete el formulario siguiente para comentar.

Deje un comentario